Saltar al contenido

Que sea lo que Dios quiera (Se Dio vuole) (***)

8 junio 2016

Un afamado y estricto cardiólogo, ateo y de ideas liberales, toma una decisión arriesgada cuando su primogénito, un prometedor estudiante de medicina, le anuncia que quiere abrazar el sacerdocio. Desde entonces, el galeno intentará encontrar cualquier debilidad en el cura que ejerce como principal referencia de su hijo.

Tommaso es un cardiólogo reputado, pero su mayor relación con el órgano vital que conoce a la perfección es la sala de operaciones. Está rodeado de un equipo al que saca los colores por cualquier nimiedad, se muestra osco con los pacientes y habla con desdén a los acompañantes. En casa, hace tiempo que no escucha a Carla –Laura Morante-, su esposa, se queja de que su hija Bianca –Ilaria Spada- no tiene muchas luces y que está casada con Gianni –Edoardo Pesce-, un tipo al que considera inocuo. Únicamente confía en Andrea –Enrico Oetiker-, su hijo varón, al que considera un brillante estudiante de medicina.

Ese es el punto de partida de la ópera prima de Edoardo María Falcone, basándose en un guion coescrito con Marco Martani. La exposición de la familia y del entorno de trabajo es sorprendente. Con gags y diálogos que funcionan dentro de un tono jocoso en el que se saca punta al tono hiriente con el que el protagonista –Marco Giallini- prácticamente humilla a todos quienes le rodean, sabedor de su superioridad mal entendida como médico prestigioso y padre de familia estricto. Entiende que su cultura y su puesto se elevan por encima del resto, incluido el servicio doméstico, representado por Rosa –Giuseppina Cervizzi-, una inmigrante peruana.

Ni siquiera se inmuta cuando piensa que Andrea es homosexual. Así lo desprende de sus salidas nocturnas, siempre con el mismo amigo y su parcial abandono de los estudios. El carácter liberal y su pensamiento ateo de Tomasso le permiten aceptar la situación de manera natural y prepara a la familia para cuando su hijo lleve a cabo el correspondiente anuncio. Sin embargo, Andrea efectúa una declaración inesperada: quiere ser sacerdote. Mientras el resto de la cédula familiar lo acepta, al cardiólogo no le cabe en la cabeza. Por su mente desfilan imágenes atroces de los desmanes de la Iglesia y se prepara para contraatacar.

El tono humorístico y los elementos satíricos continúan presentes cuando, con la colaboración de su yerno, espía a su hijo en sus salidas nocturnas. En realidad, va a una especie de catequesis en la que Don Pietro –Alessandro Gassman- ofrece en cada velada una visión muy particular de los Evangelios. Ahí es donde las concesiones poéticas se hacen más palpables sin abandonar en ningún momento la línea preferente del guion. Tommaso recurre a un detective privado, Pizutti –Carlo Luca de Ruggieri-, e incluso a sus amigos en la policía para intentar desenmascarar a Don Pietro, sacerdote con un pasado nada edificante antes de descubrir a Jesús. Una especie de Saulo del siglo XXI.

El protagonista llega, incluso, a urdir una estratagema para pillar al que considera su enemigo en un renuncio. Sin embargo, sus acciones se desvían de la ruta a seguir. Carla, su esposa, decide liberarse y abandonar su monótona existencia, su hija queda impresionada por las historias religiosas y, bajo la influencia del cura, el propio Tommaso muestra signos inhabituales de humanidad. La historia camina hacia un desenlace que deambula entre lo imaginativo y lo convencional. Le cuesta mantener el ritmo inicial y la puesta en escena se vuelve también más perezosa. La película va perdiendo enteros conforme se acerca el final, pero el conjunto resulta más que aceptable, justificando el Premio David de Donatello a la mejor ópera prima y la nominación correspondiente al mejor actor principal.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: