Skip to content

Summer Camp (**)

13 junio 2016

Cuatro jóvenes estadounidenses serán los monitores de un campamento de verano en un apartado lugar del norte de Lleida. Un día antes de que lleguen los niños pretenden celebrarlo para despedirse del alcohol pero, de repente, comienzan a sentir extrañas reacciones que les llevan a atacarse unos a otros.

De inicio se nos informa que cuatro jóvenes norteamericanos contratados para ejercer de monitores en un campamento de verano en España han desaparecido y que las autoridades temen por su vida. De inmediato, nos los presentan en pantalla. Se trata de Will –Diego Bonetta- Christy –Jocelyn Donahue, Michelle –Maiara Walsh y Antonio –Andrés Velencoso. Se Prefiere que sean nativos puesto que, de esta forma, se asegura que hablarán en inglés y los padres de los chicos se ahorrarán un buen dinero sin tener que mandarlos a Gran Bretaña o Estados Unidos.

Es el arranque de Summer Camp, ópera prima de Alberto Marini y primer film en el que ejerce de productor ejecutivo Jaume Balagueró, el afortunado creador de la saga Rec. Avalada por su éxito en México, la cinta presenta elementos innovadores dentro del género de terror y lo que es más convincente, un ritmo trepidante que apenas te deja entrever las deficiencias que esconde en su trastienda.

Los cuatro jóvenes monitores se encierran en un caserón antiguo y apartado de la geografía ilerdense, después de dar la noche libre a las dos personas que les ayudarán en su tarea: cocina y mantenimiento. Están dispuestos a pesar una noche alegre, saqueando la bodega del establecimiento y preparándose para llevar casi una vida monacal desde que, en las próximas horas, lleguen los chavales que permanecerán en el campamento. Sólo les preocupa una caravana sita en los alrededores, que da cobijo a yonquis  y otros personajes para desconfiar.

En la casa cuentan con prácticamente de todo, incluidos una serie de animales domésticos para que los chicos se familiaricen con ellos. El primer contratiempo surge cuando una perra pastor alemán parece aquejada de rabia. Will, que estudia veterinaria, se acerca a ella para comprobar que no tiene instintos agresivos. Después de calmarla, se abalanza sobre el monitor clavándole sus dientes en la mano.

Lo que parece ser un episodio aislado se convierte en el primero de una cadena de hechos violentos a raíz de que los norteamericanos intenten reparar la fuente del búho, que da nombre al lugar. Cada uno de ellos, en distintas fases, parece poseído por algo inexplicable con la salvedad, y diferencia respecto a otras producciones del género, que los efectos no son duraderos sino que remiten al cabo de cierto tiempo sin que el afectado recuerde nada de lo sucedido.

Con algún que otro golpe de efecto, que busca el susto gratuito, más por culpa del montaje que por el sonido, vemos como los protagonistas se infectan aunque pronto se comprueba que no se atacan entre ellos, y sí la emprenden con los seres humanos que no manifiestan sus síntomas. Otra de sus características, aparte de la expulsión de una sangre negruzca, es que profieren una serie de gritos que recuerdan a Cristiano Ronaldo después de marcar un gol. Precisamente, esa característica transitoria del mal es lo que diferencia a este film, a la vez que propone una explicación coherente y satisfactoria del origen de los hechos.

Ciertamente, no hay maldad porque sí, ni los apestados infectan a otros por mucho que se lancen a su yugular. La línea argumental sale triunfante, aunque por el medio veamos a personajes que aparecen en el interior o el exterior casi simultáneamente, que puedan andar con normalidad a pesar de que uno de sus pies fuese agujereado con un taladro, o que aparezcan y desaparezcan a voluntad una serie de personajes. No es la octava maravilla del género, pero resulta bastante más compacta que muchos títulos escasamente novedosos que sólo buscan una cierta rentabilidad en taquilla.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: