Skip to content

Cazafantasmas (Ghostbusters) (**)

12 agosto 2016

Tres décadas después de los primeros Cazafantasmas, son cuatro mujeres quienes toman el relevo. Tres doctoras y una empleada ferroviaria unirán sus esfuerzos para liberar nuevamente a la ciudad de Nueva York de espíritus malignos. En esta ocasión es un tipo solitario, evitado por sus compañeros, es el desencadenante de la acción.

Hablamos de una película mítica, más por lo que supuso en su día la propuesta de Ivan Reitman que por sus aspectos cinematográficos. El tema central, interpretado por Ray Parker Jr. se convirtió en un referente de la música cinematográfica, mientras que el logo de la cuadrilla compuesta por Bill Murray, Harold Ramis, Dan Aykroyd y Ernie Hudson se erigió en un icono reconocible en cualquier latitud. De ellos se aprovechan ahora cuando, poco más de treinta años después, Columbia ha recuperado la idea y, bajo la dirección de Paul Feig, han recreado un mundo feminista, muy divertido y, desde cualquier ángulo que se le mire, pasado de rosca. Una fantasía en la que los protagonistas del original tienen algo que ver, ya sea con un cameo más o menos importante, o en la parcela de la producción.

Las nuevas Cazafantasmas son tres doctoras y una empleada del ferrocarril. Erin Gilbert –Kristen Wiig- se juego su futuro como docente en la Universidad de Columbia cuando se hace popular en Internet un libro escrito tres décadas antes junto a Abby Yates –Melissa McCarthy– acerca de fenómenos paranormales. Previendo que puede arruinarle su carrera, acude al colegio técnico en el que Abby sigue investigando. Allí se encuentra con ella y su ayudante, Jillian Holtzmann –Kate McKinnon-, artífice de todos los artilugios y armas que emplearán en el film. Juntas, se enfrentan al primer fantasma en un túnel férreo, y cuentan con la ayuda de Patty Tolan –Leslie Jones-, quien se une al grupo al mismo tiempo que contratan a un secretario llamado Kevin Beckman –Chris Hemsworth-, más por su físico que por sus aptitudes, ya que es un completo desastre.

Las cuatro mujeres, vestidas con monos de empleados del ferrocarril, y utilizando un coche fúnebre tuneado prestado por el tío de Patty, tendrán que hacer frente al apocalipsis ansiado por Rowan North –Neil Casey- quien, como las dos protagonistas principales, ha sido objeto de las burlas de sus compañeros de colegio y se ha visto siempre a sí mismo como un bicho raro. Su primer encuentro es durante un concierto de Ozzy Osbourne, a resultas del cual, el alcalde Bradley –Andy García- y su mano derecha, Jennifer Lynch –Cecily Strong-, aceptan el trabajo de las Cazafantasmas pero les advierten que las desacreditarán públicamente. Después, llega la apoteosis.

Paul Feig seleccionó a sus dos actrices fetiche, con quienes había trabajado en producciones como La boda de mi mejor amiga o Espías, y ambas se lucen en sus respectivos personajes, volcándose fundamentalmente en la comedia, aspecto que es el principal activo de este largometraje. El guion está salpicado de gracietas, algunas de ellas que llegan a provocar la carcajada. El montaje es ágil y la propuesta consigue su propósito, puesto que el tiempo transcurre sin apenas percibirlo. El feminismo que muestran sus secuencias lo convierte en una producción en la que las mujeres también se sentirán satisfechas.

Otra cosa bien distinta en el espíritu artístico, que brilla prácticamente por su ausencia. Los enfrentamientos en Manhattan con una pléyade de fantasmas son curiosos, pero lucen más desde el punto de vista grotesco. Aprovechan sus responsables para seguir incluyendo referencias o citas cinematográficas, algunas bastante bien traídas y que también provocan la sonrisa. Y es que la película es fundamentalmente eso, una caricatura, por lo que debe de ser tomada como tal. Aceptándola de esta forma, sin prejuicios, podremos divertirnos a pesar de unos cromas en ocasiones cantosos y de otras secuencias que, por mantener la línea del original, parecen desfasadas. Ese aspecto de broma queda bien ilustrado por el personaje de Chris Hemsworth, divertidísimo como guapo sin cerebro, incluido el baile durante los títulos de crédito. Y se apellida Beckman, casi como el ex futbolista.

Ya está prevista una segunda entrega con las cuatro cazafantasmas al frente. En las imágenes post créditos, Patty se pregunta por un tal Zuul. Será difícil que en ella aparezcan de nuevo, como lo hacen ésta, algunos de los protagonistas de la primera, como Bill Murray, que ejerce el papel de Martis Heiss, un erudito tan estrafalario como incrédulo; Ernie Hudson, que es el tío de Patty; Sigourney Weaver o Annie Potts.

 

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: