Skip to content

Después de esto (Here After) (***)

4 octubre 2016

Un adolescente regresa a casa después de cumplir condena en un reformatorio. Su padre, tan condescendiente como riguroso, y su hermano, le reciben con los brazos abiertos, pero no así el resto de la comunidad. La atmósfera comienza a enturbiarse y la violencia se deja sentir en cada esquina.

El cineasta Lars von Trier respaldó este film con capital polaco, francés y sueco, la ópera prima de su compatriota Magnus von Horn quien, a través del protagonismo de un joven se plantea el hecho de la reinserción social, especialmente entre los adolescentes.  Se trata de una mirada sincera, tan crítica como a la vez desprendida, de los ecos que deja en una sociedad una situación llevada al límite y una condena. Se narra a través de la figura de John –Ulrik Munther-, un muchacho que acaba de salir del reformatorio después de cumplir condena por asesinar a una chica, su ex novia, que se había refugiado en los brazos de Kim –Oliver Heilmann-, uno de sus mejores amigos.

Su padre Martin –Mats Blomgren- va a recogerle y su hermano Filip –Alexander Nordgren- le recibe con cariño. Bajo la atenta mirada de su progenitor, se inicia en las tareas agrícolas, colaborando activamente en la granja familiar. Los problemas surgen cuando ha de volver al colegio, coincidiendo con el inicio del curso. La nueva directora en el instituto –Inger Nilsson-, le acepta aunque también advierte de que no quiere problemas dentro del centro. En clase, algunos de sus compañeros se muestran reticentes a que comparta con ellos el aprendizaje. El rechazo flota en un ambiente tenso aunque, de momento, no pasa a mayores.

John espía a Bea –Ellen Jelinek- y es descubierto por Malin –Loa Ek-, la única compañera que se acerca un poco más al muchacho, y que incluso parece que llegará a sentir por él algo más que amistad, pero Kim, empujado por su padre y por otros chulos del instituto, no solo provocará a John sino que llega incluso a propinarle una severa paliza. Kim está dispuesto a disculparse, no así su padre, quien tilde a John como una amenaza para la buena marcha de la pequeña comunidad en la que habitan.

Inicialmente, el protagonista se muestra contenido, sin devolver los golpes. No obstante, todo tiene un límite y la paciencia puede agotarse en cualquier momento. Aunque pretende huir de la violencia que le achacan, el resto de los jóvenes de su generación le tienen miedo. El pasado se les viene encima como una losa y, aunque algunos perdonen, pocos olvidan.

Von Horn, responsable de la historia, ha elegido para refrendar su puesta en escena un tratamiento parsimonioso, que late al mismo ritmo que los sentimientos de su protagonista. Cuando John se siente tranquilo, principalmente en la primera parte, el tiempo apenas parece transcurrir. Cuando el chico está dominado por la ira, los acontecimientos fluyen más deprisa en la pantalla. A ello se une una buena fotografía de Lukas Zal, que pasa de los colores fríos del centro penitenciario y en los momentos más dramáticos, a los ocres y más cálidos del verano sueco.

El guion nos obliga a recapacitar porque no se trata de la típica película de adolescentes más o menos castigados por la vida o su entorno, ya sea familiar o social. En este caso se ahonda un poco más en ese punto tan difícil que significa la reinserción. Parece que cualquier condenado, aunque haya pagado su deuda con la sociedad y pueda considerarse rehabilitado por las autoridades, no lo es tanto si su entorno todavía  le sigue mirando con ojos de culpabilidad. Es difícil pasar página, mucho más por aquellos que han resultado agredidos cuando los crímenes son de sangre. El autor plantea esta situación, sin tomar partido pero obligando a que sea el espectador quien lo haga. Ese es el mayor mérito de un film rodado con talento y en el que los gestos contenidos y los monosílabos de sus protagonistas son tan importantes o más que sus palabras.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: