Skip to content

Los intrusos (White Settlers) (-)

11 octubre 2016

Un matrimonio joven deja atrás sus empleos de Londres y sus jefazos para instalarse en una casa perdida en los campos de Escocia. La primera noche que pasan en su nueva vivienda comienzan a escuchar ruidos extraños hasta que tienen la certeza de que alguien ha entrado en su nuevo domicilio.

El segundo largometraje de Simeon Halligan supera con mucho al primero, aunque tampoco consigue el aprobado. Insiste en el género de terror, al que también es asidua su protagonista femenina, Pollyanna McIntosh, poseedora de una voz peculiar y un talento discutible. Tanto, que no le ha permitido dar el salto por el momento a producciones más ambiciosas. Porque Los intrusos es un film de bajo presupuesto en el que únicamente intervienen algunos extras, varios tipos con máscara de cerdo, que bien pudieran encarnar la familia del director y unos cuantos vecinos, así como un matrimonio y Flo –Joanne Mitchell- una agente inmobiliaria.

Con mimbres tan reducidos, Halligan intenta darnos miedo. Podría haberle sacado mucho más partido a sus imágenes si no tuviese que enfrentarse con un guion lleno de tópicos y circunstancias inverosímiles que, eso sí, depara un final sorprendente e inesperado. No por ello se justifica este film, en el que una pareja de londinenses dicen dejarlo todo para comprar una casa antigua, construida sobre las ruinas de un antiguo castillo sito en un páramo escocés donde no hay teléfono ni posibilidad de acceso a Internet. Ni siquiera se cuestionan el bajo precio de su adquisición. Tampoco es el lugar más paradisíaco de Gran Bretaña.

Parece que los hechos están basados en un suceso real. Los descendientes de un propietario no estaban decididos a perder la casa familiar, que debido a las deudas estaban en poder de una entidad crediticia, e intentaron por todos los medios ahuyentar a los advenedizos. Suficientes mimbres, aunque escasos a la vista del resultado, para perpetrar más que construir un film de terror en el que se ponía de manifiesto una vez más el juego del gato y el ratón. Después de unos larguísimos minutos en los que no pasa nada más que los deseos del matrimonio por pasar una eterna luna de miel en su propiedad, la acción se desencadena.

Tres meses después de la transacción Sarah y Ed –Lee Williams- han terminado la mudanza y se disponen a pasar su primera noche en la casa. Ella escucha unos extraños ruidos y obliga a que su marido se levante de la cama para investigar. Una cría de jabalí parece tener la culpa, pero la sensación de que alguien, o algunos, se han introducido en la planta inferior crece por momentos. Poco después, llega la certeza cuando unos cuantos hombres cuyos rostros aparecen cubierto con máscaras de cerdo atrapan a Ed y persiguen a Sarah por los alrededores. Entretanto, aparece un niño con una bicicleta. El crío no dice ni media palabra, pero se muestra como el único elemento con cierta originalidad.

Las situaciones son incomprensibles y las acciones resultan inverosímiles. Nada parece tener justificación y, aunque los intrusos se mueven por razones que se demuestran al final, su interacción con la pareja protagonista está demasiado alejada de la lógica. Miedo, poco; angustia, ninguna. Más bien, tienes ganas de que todo termine porque la imaginación brilla por su ausencia salvo por los intentos del director, que busca desesperadamente salvar los restos del naufragio aunque le falte criterio para conseguirlo. Dura poco, apenas ochenta minutos, y se hace larga. Ni siquiera por la noche y sin luz funcionan sus sustos, ya que está más cerca del thriller que del slasher. Mucho menos gratificante para los amantes de un género que nos ha dejado hitos muy importantes en la historia del séptimo arte.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: