Skip to content

El último acto (The Carer) (****)

12 noviembre 2016

Sir Michael Gifford es un venerado actor que se ha refugiado en su casa de campo aquejado de parkinson. Tanto su hija como su ama de llaves buscan una cuidadora sin resultados positivos hasta que aparece una emigrante húngara aspirante a actriz. A pesar de sus difíciles temperamentos, la devoción que comparten por Shakespeare servirá de catalizador.

Esta coproducción con el Reino Unido permite que, de alguna forma, nos reconciliemos con el cine húngaro, puesto que los ejemplos de su cinematografía que suelen llegar hasta nosotros, por regla general, nos muestras dramas demasiado sesudos con un ritmo cansino que terminan por agotarnos. Este segundo trabajo de János Edelényi es todo lo contrario: fresco, atractivo, con unos cuidados diálogos, una bella fotografía a cargo de Tibor Máthé, y una partitura efervescente firmada por Atti Pacsay.

El personaje de Sir Michael Gifford le permite a Brian Cox firmar una de las mejores interpretaciones de su extensa carrera, al tiempo que el debut de la austríaca Coco König como la cuidadora Dorottya, a quien veremos próximamente en Assassin’s Creed, se presume como uno de los más sorprendentes del año. Son dos puntales de un reparto que cumple con creces, aportando calidad a un guion bien estudiado y que dan vida a Joseph –Karl Johnson-, el chófer y amigo de Sin Michael desde hace cuarenta años; Sophia –Emilia Fox- , la hija del actor; Milly –Anna Chancellor-, ama de llaves y antigua amante- y el doctor Satterwhaite –Andrew Haavill-, el médico del anciano. También aparece Roger Moore interpretándose a sí mismo a la vez que, de alguna forma, se auto caricaturiza.

El protagonista es un actor muy respetable, especialista en Shakespeare que, aquejado de parkinson, ha decidido retirarse a su casa de campo. Vive con Milly, quien en otro tiempo fue su amante. Él nunca consideró el divorcio a pesar de su fama de mujeriego y bebedor. Cuenta con Joseph, en otro tiempo su ayuda de cámara y ahora chófer y jardinero. Por su parte, Sophia y el doctor Satterwhaite se afanan por encontrar una cuidadora que haga frente a su deterioro físico y soporte su complicado y airado comportamiento. Finalmente, mientras intenta convertirse en actriz, Dorottya, que también muestra un fuerte carácter, conseguirá entenderle y entre los dos se formará una férrea amistad gracias a la pasión que ambos profesan por Shakespeare. No en vano, el mayor triunfo de Sir Michael fue cuando se hizo cargo del papel principal en El rey Lear.

Los textos de Shakespeare, entremezclados con los diálogos, e incluso formando parte de los mismos, enriquecen el guion de una película que, si nos atenemos a su contenido, pudiéramos considerar menor pero que, gracias a su bella factura y al buen hacer del reparto, se eleva hasta cotas insospechadas. No es usual que, como en este caso, el film vaya creciendo hasta una apoteosis final que combina con acierto la comedia y el drama de una persona, triunfadora en otro tiempo, que ve como su físico se desmorona. El alzheimer debiera de ser una enfermedad para jóvenes, dice, porque ellos apenas tienen nada que recordar.

La concesión del premio a toda su carrera por parte de los críticos del Reino Unido desatará una crisis importante. Dorottya le convence que debe acudir a recogerlo y Sir Michael se envalentona aunque es consciente de que debería de mostrar sus mejores dotes como actor para derrumbarse en el escenario. Jamás ha olvidado un texto, pero con el monólogo principal de Hamlet, titubea. La única razón es que él no es tan dubitativo como el Príncipe de Dinamarca. En su personalidad sólo hay cabida para el ser.

No llega este film precedido de la fama que, por ejemplo, gozó la francesa Intocable, con la que se puede efectuar cierto paralelismo. Ambas son entrañables, pero la cinta de Edelényi se acerca más a una propuesta fílmica del altura por mucho que su comercialidad sea menor. Además, uno de sus valores, como son los textos de Shakespeare formando parte de los diálogos pueden ejercer de freno a un público mayoritario que no desea complicaciones.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: