Skip to content

The Neon Demon (*)

26 noviembre 2016

Una chica de dieciséis años llega a Los Ángeles con la intención de que su sueño por convertirse en modelo de alta costura se haga realidad. Su juventud y su belleza pronto desatan las envidias de otras profesionales que la ven como una amenaza en un mundo superficial, lascivo y demoníaco.

Confieso que no soy público objetivo a la hora de enjuiciar el cine del danés Nicolas Winding Refn. Admito que Drive, con la que ganó el premio a la mejor dirección en Cannes, tiene su punto pero su obra me parece presuntuosa, onanista y absolutamente pretenciosa. Su fama le lleva a rodearse de intérpretes de renombre, i incluso presume de contar en el reparto de su último film, que tiene a la moda como su epicentro, con Keanu Reeves, que interpreta al desagradable dueño del motel en el que vive la protagonista. Supongo que tras ver el resultado, el actor se habrá mostrado tan incrédulo como quien esto escribe.

El inicio se convierte en una declaración de intenciones. Vemos a Jesse –Elle Fanning- maquillada para una sesión de fotos como si acabaran de cercenar su cuello. Aquí se juntan todos los elementos principales del film, entre los que sobresalen la sangre vampírica, el vestuario imaginativo y una puesta en escena onírica, en la que se da preferencia a la estética y a la extravagancia estroboscópica. Las luces colaboran a proporcionar un ambiente irreal, aunque para eso me quedo con la propuesta más kirsch de la cinematografía de Almodóvar, que me parece muy más auténtica y menos rebuscada.

En su primera sesión de fotos, Jesse conoce a Dean –Karl Glusman-, su responsable y a Ruby –Jena Malone-, que no tarda en presentar a la protagonista a otras compañeras, Sarah –Abbey Lee- y Gigi –Bella Heathcote-. En la atrevida fiesta donde se dan cita esas mujeres por primera vez, ya surgen las primeras envidias y una batería de preguntas iniciales que da prueba del talante de cada una. Luego, la protagonista firma por una agencia de modelos importante, regida por Jan –Christina Henridcks- y comienza a trabajar con Jack –Desmond Harrington- un notable fotógrafo. El siguiente paso llega cuando se presenta a un casting para un diseñador de moda de altos vuelos llamado Robert Sarno –Alessandro Nivola-.

Con un ritmo lento, casi desesperante, el arranque hasta puede considerarse esperanzador dentro de la petulancia habitual de Winding Refn. Todos sabemos que la belleza y la juventud son efímeras. Mo hace falta insistir sobre ello. Luego, hace pasar a su protagonista por un auténtico suplicio cuando la cinta se arroja en brazos del terror. Siempre con las luces de neón, con vestidos acharolados y ese punto del autor que va mucho más allá del más pretencioso Dario Argento y se sublima muy por encima del más llamativo burdel de carretera para atrapar a una legión de seguidores que dicen entender y hasta justificar la película.

Hay elementos positivos, desde luego. Si obviamos panteras que aparecen desde no se sabe dónde o el hecho de que las compañeras de la protagonista sean asesinas, caníbales y hasta brujas. Como thriller, la línea principal funciona, y también la espléndida partitura de Cliff Martínez, que se ajusta como un guante de cabritilla a las imágenes. La trama es laberíntica y llena de simbología. ¿Para qué si la forma prevalece sobre el fondo y emerge como única razón der de esta producción?

Al final, no sabemos si el director danés pretende burlarse de nosotros, sacudirnos como en la butaca como si de un múltiple calambre se tratara o, simplemente, que es así de arrogante. No me quedo con ninguna de esas posibilidades. A raíz de una escena final que puede retumbar en nuestra cabeza durante días, prefiero pensar que busca la obra maestra en cada plano, que pretende dejarnos boquiabiertos porque para Winding Refn el cine es belleza transgresora y que da igual lo cuente porque lo que importa, siempre, es cómo lo cuente.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: