Skip to content

La pasión de Augustine (La passion d’Augustine) (**)

3 diciembre 2016

En los años sesenta, después del Concilio Vaticano II y la mejora de la enseñanza pública, los colegios religiosos se ven contra las cuerdas por falta de recursos. En especial, si se trata de un centro femenino situado en las afueras de Quebec en el que se concede una especial atención a la música clásica y al canto.

Hay que remitirnos a la segunda mitad de los años 60, cuando en la provincia canadiense de Quebec tuvo lugar la denominada Revolución Tranquila. Vientos nuevos que conllevaron un proceso de secularización y modernización religiosa respaldado por las conclusiones del Concilio Vaticano II. Por lo que se refiere a este film, la última propuesta de la eficiente cineasta Léa Pool, nacida en Suiza pero canadiense de adopción, se narra cómo los colegios religiosos tuvieron que echarse en manos de las pertinentes subvenciones, mientras que los regidos por monjas afrontaron, inicialmente, una travesía en el desierto.

Como el caso del dirigido por la Madre Augustine –Céline Bonnier-, situado en las afueras de Quebec y al que no han llegado todavía las nuevas normas impulsadas por sus superiores, quienes han visto perder la pujanza que la Iglesia tenía sobre el Gobierno hasta entonces. Ese centro, donde se enseña principalmente música y canto, subsiste prácticamente gracias a los donativos de ciertas familias locales y Madame Thompson –Marie-France Lambert- es su principal benefactora. Visto lo que sucede, todo apunta a una propuesta que podría situarse a caballo entre Los chicos del coroLes choristes, 2004- y El coroBoychoir, 2014-. Los elementos diferenciadores, en este caso, son una superiora –Marie Tifo- que da mayor importancia a los resultados económicos- y Alice –Lysandre Ménard-, sobrina de la Madre Augustine, con especial talento en el piano y en la que su tía se ve reflejada antes de que abrazase los hábitos.

Con la excusa de un concurso como argumento, asistimos a la modernización del convento, cuyas internas se ven obligadas por las circunstancias. Por eso modifican su vestimenta, más colorida y actual, y descubren su cabeza, aunque las reacciones son distintas entre las religiosas. La Madre Lisa –Diana Lavallée- y la Madre Onésima –Pierrette Robitaille- son firmemente opositoras a los cambios, todo lo contrario que Sor Claude –Valérie Blais-. Ese aire nuevo podría aplicarse también a Alice, símbolo de los nuevos tiempos. Representa una muchacha contestataria, capaz de fusionar a Mozart con el jazz, y que se deja ver sin tapujos junto a su primer amor, protagonizando escenas escandalizadoras para cualquier monja. Ha encontrado en Suzanne Gauthier –Elizabeth Tremblay-Gagnon-, una compañera de estudios, a su socia ideal.

A la película le cuesta arrancar, principalmente porque el planteamiento de la historia no difiere de otras ya contadas con anterioridad en la pantalla. Cuando la cinta da un giro provocado por los tiempos modernos y las consecuencias de la menor influencia religiosa en la política es cuando el interés crece. Lástima que esos parámetros se queden en apuntes más o menos importantes. Llamadas a pie de página para centrarse en la figura de Augustine y su sobrina. Sobre todo, en cómo aquella se ve reflejada en la alumna que tuvo que acoger a mitad de curso cuando se lo imploró su propia hermana.

Por este motivo, la producción se torna convencional, aunque se siga con cierto interés gracias a la buena selección musical, a la puesta en escena de Léa Pool y al trabajo de sus actrices, con mención especial para Céline Bonnier. La superficie del relato es agradable, pero el fondo queda por desarrollar. Nos quedamos con las ganas, entre otras cosas, de saber cómo se llegó a la disociación del binomio Iglesia-Estado. Tampoco se explican los motivos de la nueva indumentaria de las religiosas. Se supone que es debido a instancias superiores, pero uno de los despistes del guion no invita a esa reflexión. Y es que en la parte final, la más interesante por su novedad, se alternan las novedades con algunos flecos innecesarios.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: