Skip to content

Michelle y Obama (Southside with You) (**)

22 diciembre 2016

Michelle Robinson, socia de un prestigioso bufete de abogados de Chicago se acicala para salir. A su familia le dice que no es cita sino que tiene pensado asistir a un evento con un becario del que ella es consejera. En otro edificio, Barak Obama presupone que su encuentro con ella es algo más que una prolongación del horario de trabajo.

Nos situamos en el verano de 1989. Michelle Robinson vive con sus padres –Vanessa Bel Calloway y Philip Edward van Lear-. Es socia de jun bufete de abogados importante en el que tiene que dar el máximo. Primero, por ser mujer; luego, por el color de su piel. Es, aparentemente, coqueta. Se reafirma en que no tiene una cita y que ir bien vestida y perfumada siempre le ha gustado.

Barak Obama, a quien su abuelo llama Bar, parece un poco desastre. Tras su brillante paso por la Universidad de Harvard, figura como becario en la misma firma en la que trabaja Michelle, quien será su consejera durante ese período. El muchacho no es muy ordenado, como lo demuestra el estado de la cocina de su apartamento. Fuma casi sin cesar y siempre llega tarde la primera vez, ya sea con una mujer o el día en que comienza un nuevo trabajo.

Es el verano de 1989 en Chicago cuando Michelle y Barak iban a ir juntos a una reunión social. El chico le engañó con respecto al inicio del evento, y tenían por delante unas cuantas horas en lo que él señalaba como una cita, lo que Michelle negaba. Máxime, por trabajar ambos en el mismo bufete. No es una cita hasta que tú quieras que sea, cine el protagonista, que primero se dirige a una exposición de arte con raíces africanas, luego picotean un poco y sacan dos entradas para la película Haz lo que debas Do the Right Thing, de Spike Lee. Finalmente, llegará el primer beso en la puerta de una heladería consecuencia de una tarde y buena parte de la noche de conversaciones nada banales.

Desconocemos el porcentaje de veracidad que posee esta historia original de Richard Tanne que, tras un corto periplo como actor y dos largometrajes como productor, es el responsable del guion, de la dirección y del respaldo de este film al que, de momento, el matrimonio Obama no ha puesto objeciones. Ni tampoco a sus actores. Tika Sumpter, la protagonista femenina de las dos entregas de Infiltrados en Miami- Ride Along-, encarna con solvencia a Michelle. Lo hace, además, metiéndose al público en el bolsillo. Más que su pareja de ficción, Parker Sawyers quien, en su primer papel protagonista, nos muestra en presidente de los Estados Unidos muy diferente al que hemos visto desde que se instaló en la Casa Blanca.

Ambos vivían en el barrio de Chicago de mayor población negra. En el caso de Barak Hussein Obama II, se trata de un hombre nacido en Honolulú, de madre blanca y padre keniano. La historia de esta primera cita posiblemente no se hubiera rodado jamás de no haber sido por el valor histórico de sus personajes.  De haberse quedado en el limbo, nos hubiera privado de una un desarrollo entrañable en el que dos personas sientan las bases de un futuro en el que, de alguna forma, sirvió para cambiar nuestro mundo aunque sólo fuera u poquito.

Son dos personalidades en apariencia contrapuestas. Ella, decida a seguir las reglas; y él un charlatán cuya vergüenza se escapó por el agujero de su automóvil a través del cual puede verse la calzada. Cuando ambos se quitan su coraza encontramos a dos personas idealistas que, sin saberlo, ponen los cimientos para una nueva sociedad que derivó en el primer afroamericano al frente del país más poderoso del mundo.

Los diálogos de la película se sitúan bastante por encima de la puesta en escena. Tanne intenta mantenerse al margen de sus propios personajes y los dibuja como si se tratase de dos personas cualesquiera. Las conversaciones y sus propósitos están bastante por encima de la media cultural de otros protagonistas al uso. Un aspecto que eleva el tono de un largometraje centrado en un pequeño romance. Casi una anécdota si no se tratase de Michelle y Obama. Teniendo en cuenta, además, el valor histórico del segundo.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: