Saltar al contenido

Solo el fin del mundo (Juste la fin du monde) (***)

3 enero 2017

Un joven escritor regresa a la casa materna tras doce años de ausencia para anunciar su fallecimiento inminente. Cuando llega a su destino se encuentra con una familia en la que las muestras de cariño siempre se ven sobrepasadas por airadas discusiones. El rencor flota en el ambiente entre todos y cada uno de los personajes.

Con tan solo veintisiete años, Xavier Dolan se ha erigido en la figura más representativa del cine francófono canadiense desde su debut en 2009 con –J’ai tué ma mêre-. Ha ido acumulando distinciones con cada uno de sus filmes hasta que en 2014 obtuvo el Premio del Jurado en Cannes con Mommy, igualando ese escalón con esta nueva propuesta, basada en un texto teatral de Jean-Luc Lagarce.

Un  joven escritor, Louis-Jean Knipper –Gaspard Ulliel-, regresa doce años después a la casa materna. Reflexiona en el avión cómo les comunicará su inminente fallecimiento y está seguro de que si no fuera por esa razón, nunca haría ese viaje. A su llegada se encuentra con su hermano Antoine –Vincent Cassel-, desposado con Catherine –Marion Cotillard-, a la que no conocía; y también con su hermana Suzanne –Léa Seydoux- y su madre –Nathalie Baye-. Un reparto muy importante para una historia de temores personales, de rencores y violencia que pugnan por salir a la superficie.

Louis, que va a esperar el momento propicio para anunciar su triste noticia, se encuentra con una familia en la que los problemas se agrandan debido a una relación disfuncional. Antoine no quiere hablar, pero tampoco escuchar. Calla pero no cesa en su verborrea chillona en la que se aprecian constantes adversiones. Su esposa sufre en silencio y se confía al recién llegado, cuya homosexualidad es conocida por todos y al que, de algún modo, le detestan por las postales que ha enviado desde distintos lugares del Globo. La madre no quiere enterarse de nada, solo de circunstancias nada comprometidas y cuestiones muy superficiales, mientras que Suzanne, con los brazos tatuados, quiere salir del pueblo, pero también goza de la disfuncionalidad familiar. Para ellos, si mudarse de casa fue poco menos que un suplicio, ¿cómo van a pensar en cambios radicales?

Era difícil sustraerse a la procedencia teatral del relato. Jugar con exteriores, o idas y venidas de los personajes casi suponía una enmienda a la totalidad. Por otra parte, los relatos cinematográficos de familias que se tiran los trastos a la cabeza o esconden viejos rencores, son abundantes. Xavier Dolan no ha tirado por la calle del medio, sino que se ha decidido por una puesta en escena habilidosa, repleta de primeros planos que desembocan en una película agobiante, casi claustrofóbica, subraya por una partitura de Gabriel Yared que se antoja como un personaje más. Influye en la narración con sus estridencias en algunos pasajes y las suaves propuestas en determinadas secuencias. Está respaldado por temas de Moby, Ozone y otros. Destaca el de apertura, a cargo de Camille, gracias a uno de los cortes de su álbum Music Hole –Home is Where it Hurts, editado en 2008.

La propuesta es singular y efectiva, apoyada en un elenco que, sin embargo, no cuenta con personajes que les permitan un mayor lucimiento. Destaca Marion Cotillard, pero seguramente más por sus miradas que porque el guion le exija demasiado. De la misma forma, quedan puntos oscuros en la personalidad de Louis. Algunos se reflejan por medio de unos flashbacks con los que el responsable del film pretende ilustrar a su protagonista y también relajar un poco el contexto. Saben a poco. Sobre todo, porque permiten que nos evadamos de un ambiente espeso y de los gritos y ademanes airados de Antoine. Al fin y al cabo, éste representa la antítesis de su hermano, y quien mejor expresa la locura de las emociones subrayas por Dollan, que considera a este film como el mejor de su carrera. Nosotros, no.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: