Skip to content

La tortuga roja (La tortue rouge) (****)

11 enero 2017

Un náufrago llega a una isla desierta y cuando pretende adentrarse mar adentro con una balsa, una tortuga roja aborta sus intenciones. Posteriormente, el quelonio se convertirá en una mujer. La pareja engendrará un hijo que, al superar la adolescencia decide marcharse para crear su propia familia.

Esta coproducción entre Bélgica, Francia y Japón fue presentada en la sección Une certain regard del pasado festival de Cannes, alzándose con el Premio Especial del Jurado. Se trata del primer largometraje del animador Michaël Dudok de Wit, nacido en Holanda pero afincado en Gran Bretaña. La historia viene a relatar, sin palabras, el ciclo de la vida. Para ello, se circunscribe a una isla desierta ubicada en el océano Índico.

El protagonista llega después de un naufragio a una ínsula de enorme playa, mucha vegetación y una elevación compuesta por rocas milenarias. Pasan los días de aclimatación, en la que reconoce el entorno, y advierte que es el único humano, pero hay más habitantes. Proliferan los animales, las aves pasan en bandadas y unos simpáticos cangrejos acompañan al hombre en casi todos los momentos. Los crustáceos significarán los instantes de distensión de esta propuesta.

Michaël Dudok de Wit aprovecha para diferenciar la noche del día, significando aquella en blanco y negro, al tiempo que dejaba la proliferación del color para el resto de las escenas. La escenografía, aunque simplista cuando no afecta a la vegetación, es atractiva. Si bien, se deja las huellas en la arena para otras ocasiones y los reflejos y refracciones en el agua no guardan una lógica compatibilidad en todos los planos. Ninguno de estos detalles afecta la atracción que ejerce lo que se ve en la pantalla.

Con las cañas consigue hacer una balsa, pero al alejarse unos metros de la orilla, unos golpes desde debajo de la superficie terminar por deshacer la embarcación. La situación se repite tres veces hasta que aparece una tortuga roja, la culpable de la zozobra. El náufrago termina volcándola en la arena. Tras agonizar, el cuerpo del animal se convierte en una mujer de cabellos rojizos con la que terminará conviviendo y engendrando un hijo.

La familia pasa por todo tipo de vicisitudes, Desde noches en calma a tsunamis hasta que el chaval engendrado en la isla, después de un incidente en el que confraterniza con tres tortugas marinas, decide marcharse para emprender el vuelo en solitario. La familia permanece en la isla y envejece junta hasta que se llega a un desenlace que emparenta tanto con el realismo fantástico como la aparición de la llamativa tortuga roja. También una magnífica metáfora que refleja en pocos segundos lo que grandes estudios de Hollywood necesitan casi una hora para contar.

El misterio de la vida queda reflejado en esta fábula de estilo minimalista. Contada con tanta sencillez, da la sensación de que forma parte de nuestro propio conocimiento desde el inicio de los tiempos. No hacen falta diálogos para entender con precisión lo que sucede. Tan sólo algunos gritos y la importante partitura de Laurent Pérez del Mar, que ya había dejado su huella en otros filmes de animación, como Zarafa. Gracias a ello, y a una propuesta realista, se ha conseguido una de las producciones del género más interesantes de los últimos años.

Las islas Seychelles eran, en primera instancia, el decorado elegido, aunque la producción final presenta una silueta análoga pero no copiada de ninguna de ellas. Casi siempre, mucho menos realista en los planos generales. De Wit contó, además, con el asesoramiento del japonés Isao Takahata, cofundador del estudio Ghibili junto a Hayao Miyazaki, y responsable, entre otras, de El cuento de la princesa Kaguya.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: