Skip to content

La cura del bienestar (A Cure for Wellness) (**)

28 marzo 2017

Un joven y ambicioso ejecutivo neoyorquino es enviado a los Alpes suizos para traer de vuelta al CEO de su empresa, que se encuentra en un centro de bienestar. Al llegar a su destino, se encuentra con que el lugar esconde algunos misterios  y que los teóricos tratamientos de spa contienen secretos horribles.

El guion de esta película es muy predecible a pesar de que combina géneros que van del terror a la intriga pasando por el romanticismo. Sin embargo, destaca por su dirección artística y una puesta en escena visualmente atractiva que enmascara bastantes de sus defectos. El responsable es Gore Verbinski, ganador del Oscar a la mejor película de animación por Rango y responsable de las tres primeras entregas de la saga Piratas del Caribe. Su buen hacer cinematográfico se deja notar en esta propuesta escrita por Justin Hayte, que cuenta con una partitura cuando menos interesante de Hans Zimmer.

Decíamos que conjuga carios estilos, pero principalmente se vuelca en la intriga y el terror. Hay destellos que recuerdan el ambiente de cualquier cinta de vampiros, pero también que lo relacionan con El Fantasma de la Ópera. Lockhart –Dane DeHaan-, un joven y ambicioso ejecutivo de Nueva York, auténtico tiburón sin escrúpulos de Wall Street, ocupa el puesto de un compañero fallecido por un ataque al corazón. Poco después se le encarga viajar a los Alpes suizos para traer consigo al CEO de la compañía, Roland Pembroke –Harry Groener-, que se encuentra en un idílico centro de spa, para rematar una serie de negocios.

Cuando Lockhart llega a su destino únicamente encuentra resistencia para ver al empresario; es especial, por parte del doctor Heinreich Volmer –Jason Isaacs-. Un posterior accidente le obliga a permanecer más tiempo en lugar de lo que él quisiera. Así conoce a Hannah –Mia Goth-, una extraña joven que, como Volmer, ingiero un insólito líquido contenido en una botella de cobalto. Ampliando sus pesquisas, el norteamericano descubre que en el ala de transfusiones del recintono es más que una fachada para macabros experimentos médicos. Allí, las anguilas se filtran en los cuerpos humanos para conseguir una cura especial.

El centro de bienestar está construido sobre las ruinas de un castillo, propiedad de un barón que ardió doscientos años atrás. Deseando un heredero de sangre pura, el noble se desposó con su hermana. Al descubrir que ella no era fértil se aplicó en una serie de experimentos deleznables con los lugareños, quienes terminaron por quemar la fortificación.

Insistimos en que, a medida que avanza el film, lo que sucede en la pantalla es bastante predecible. Por si fuera poco, se complica con secuencias reiterativas o recurrentes, algún que otro flashback y una sub trama que desembocan en dos horas y media de metraje. A todas luces, tan excesiva como desesperante. Aquellas series B de la Hammer podrían contarla en menos de noventa minutos y tenernos pegados a la pantalla, porque, en este caso, ni los sobresaltos consiguen sacarnos del tedio. Tampoco las potentes imágenes de Verbinski o esa bañera en que vemos a la protagonista rodeada de anguilas.

Desde el lugar, que pretende ser moderno y se nos antoja pasado de moda, la película es una especie de alucinación, un mal sueño contado por un narrador poco afortunado. El guion se enrosca tanto en sí mismo, que dudamos si el protagonista es un paranoico más o si su mente se va degradando poco a poco. Cuando no hay salida, se busca un momento de lucidez para darle la vuelta a la tortilla. Las explicaciones que se ofrecen no justifican una historia tan alargada. Por otra parte, a no ser que nos lo hayamos perdido, el propio Lockhart no llega al fondo del misterio y eso es una decepción más para el espectador.

Anuncios

From → General

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: