Skip to content

El pastor (**)

3 julio 2017

Anselmo lleva toda su vida dedicada al pastoreo en un páramo de Castilla-León. Una promotora quiere construir casi todo un pueblo en la zona, y el único que falta por decidirse a vender sus terrenos es precisamente este hombre, que vive sin calefacción y agua corriente. Todos sus vecinos menos en él encuentran la operación muy ventajosa.

Después de una comedia surrealista como El alma de las moscasel cineasta salmantino Jonathan Cenzual Burley nos propone un drama rural que tiene sus raíces en la corrupción y la especulación inmobiliaria. Una vez más, retrata con acierto los campos de Castilla, consigue algunos planos muy meritorios pero vuelve a fallar en los diálogos. Se trata de un producto artesanal muy bien intencionado, filmado con el rigor que le permite una producción prácticamente familiar, dentro de una propuesta que puede lanzar a su autor a proyectos más ambiciosos. Aun con esas rémoras, se alzó con premio en los festivales de Bruselas y Raindance, donde se destacó al director y a su actor protagonista.

El tiempo parece detenerse en la rutina salvo por uno cielos especialmente atractivos, en los que su gama de colores nos lleva del gris al rojizo. Anselmo –Miguel Martín- pastorea un numeroso rebaño trasquilado en una localidad próxima a Salamanca. Cada mañana saca a las ovejas y, cuando cae el sol, se refugia en el bar de Curro –Carlos San Jorge- para beber un par de vasos de vino y degustar unos cacahuetes. Vuelve de regreso a su casa, situada en medio del páramo, sin  agua corriente ni calefacción. Sólo un camastro, una vieja cocina de gas y su perro Pillo. A veces viaja a la capital en autobús para abastecerse de cartuchos con los que demostrar su buena puntería con las perdices.

No tiene familia porque, como le dice a Concha –Maribel Iglesias-, no le ha surgido la oportunidad. Es muy conocido entre sus vecinos y cultivado intelectualmente. No en vano, cada cierto tiempo se para por la biblioteca municipal para llevarse libros de todo tipo. No esperaba la visita de dos representantes de una empresa constructora que le hablan de la posibilidad de adquirir sus terrenos a un precio más alto que el del mercado. Quieren construir una ciudad dormitorio para un millar y medio de familias, un complejo deportivo y una piscina. Los propietarios de los terrenos colindantes están de acuerdo en la venta, pero se encuentran con la negativa de Anselmo. Vive bien así, sin televisión ni lujos. No necesita más a sus cincuenta y cuatro años.

Hay muchos intereses creados en tono a esa iniciativa. Fundamentalmente, por parte de Paco –José Luis Sara-, el alcalde, cuya esposa quiere con la plusvalía enviar a sus hijos a la Universidad y reformar la casa. También por lo que respecta a Julián, propietario del matadero y acuciado por las deudas. En el confían los responsables de  la promotora para que Anselmo termine cediendo a sus pretensiones ya que, otra manera,  quedaría expuesto a la ruina.

Cenzual Burley dirige con oficio, especialmente en los exteriores, y se notan sus dificultades de presupuesto en algunos insertos necesarios pero que bajan el tono.  Los diálogos no están a la altura de la propuesta, y en ocasiones resultan reiterativos. Con una puesta en escena próxima al western conjuntada con la tragedia rural, se echa de menos un ambiente más claustrofóbico u opresivo. Las secuencias del bar, hubieran requerido un mayor esfuerzo que mostrarnos un propietario embebido en la pequeña pantalla y un protagonista que viene a disfrutar de su momento diario de relax y se encuentra metido de lleno en la turbulencia de las especulaciones y las corruptelas. Aun así, se trata de un producto hecho con cariño y con méritos incuestionables.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: