Saltar al contenido

Herditary (***1/2)

23 junio 2018

Una familia maldita

El fallecimiento de la matriarca de una familia desata situaciones comprometidas entre sus descendientes. Su hija, su yerno y sus nietos temen que las enfermedades mentales les atenacen a ellos como a la difunta, pero lo cierto es que son los protagonistas de situaciones extrañas y terroríficas.

El cine de terror es un elemento de primer orden para cineastas que quieren abrirse camino en el séptimo arte. Los más destacados se abren paso hacia producciones de mayor fuste, otros se quedan para siempre atrapados en el género, como si un espíritu los atenazase, mientras que los demás apenas pasan de su primer largometraje. En todos ellos se denota el denominador común de sustos, oscuridad, casa solitaria o deshabitada, buhardilla, sótano o cueva.

Pues bien, ha llegado la hora de desprendernos de esos sambenitos, porque el cine de terror también es algo más, y en ese algo más se incluye el talento, como bien demuestra el neoyorquino Ari Aster. Ha estructurado un guion brillante, con ciertas lagunas en su desarrollo que se rellenan al final, cuando casi todo se justifica, y dirige con pulso firme, sabiendo a conciencia lo que tiene entre manos y como desea filmarlo. Cuenta, además, con un reparto seguro y eficiente. Tony Collette vuelve a reivindicar a voces que es una actriz con mayúsculas que siempre ha merecido mejores proyectos para su enorme talento, y Gabriel Byrne se fía de su natural hieratismo para aguantar la compostura.

Los acontecimientos comienzan durante el funeral de Annie Graham –Tony Collette-, que habla de su relación usualmente tensa con su progenitora. Está casada con Steve –Gabriel Byrne-, y es madre de dos hijos: el adolescente Peter –Alex Wolff- y Charlie –Millie Saphiro-, de trece años. Ellos componen los personajes sobre los que figura el film, como el recuerdo de Ellen, la abuela fallecida, y la posterior presencia de Joan –Ann Dowd-, a quien Annie conoce en un grupo de apoyo.

Los componentes de la familia protagonista temen que la enfermedad mental que causó la muerte de Ellen pueda reproducirse en su hija o sus nietos. Encontramos a Annie formando parte de una agrupación de ayuda para aquellos que han perdido a sus seres queridos, mientras que Charlie decapita a un pájaro que se estampó contra la ventana de su clase y Peter se entretiene con las chicas y abusa de la marihuana. Es el propio Steve quien desconfía de su esposa y cree que es ella quien está psicológicamente perturbada.

De esta forma, la primera parte del film nos introduce en el núcleo familiar. Casi todo el metraje transcurre en interiores, lo que nos acerca todavía más a sus componentes. Llegamos a sufrir con ellos, y pensamos que no será justo que les pasase algo malo porque ya se han enfrentado a suficientes adversidades. En cierto modo, parece que han sido elegidos para pasarlas canutas. Son momentos de cine de calidad que justifican la aureola del film tras su paso por el Festival de Sundance. Estimamos que desde El resplandor no se había visto un largometraje del género con tanta fuerza. Del film de Kubrick es tan deudor como de El exorcista en el plano técnico o de La semilla del diabloRosemary’s Baby- en el desarrollo.

De repente, tiene lugar un hecho trágico y espectacular cuando Peter acude a una fiesta y lleva a Charlie de carabina. Las consecuencias son terribles y la película da un giro absoluto, avanzando hacia el terror más convencional. Pero que nadie espere encontrarse con reminiscencias de Saw, Incubus, u otras producciones por el estilo. La ventaja de Ari Aster es que firma una producción independiente en la que él es el guionista y director. Cine de autor responsable, lleno de matices, e inteligente. La buena fotografía de Pawel Pogorzelski, y un excelente montaje, unida a la interpretación y al formidable descaro de su responsable le han permitido cuadruplicar en ingresos su prepuesto únicamente en el mercado norteamericano durante su primer mes de exhibición.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: