Saltar al contenido

Luis y los alienígenas (Luis and the Aliens) (**)

11 julio 2018

El complicado regreso a casa

Un niño de once años traba amistad con tres alienígenas que han estrellado en su casa el platillo volante en el que viajaban. Las dos partes se beneficiarán mutuamente puesto que el chaval ayudará a los extraterrestres a encontrar las piezas que necesitan para regresar y ellos le echarán una mano para que eluda el internado.

Un ovni cae en el granero de una casa en la que vive Luis Sonntag, un niño de once años, con su padre, obsesionado por encontrar vida en otros planetas. El objeto extraterrestre lleva tres tripulantes a bordo, que se quedaron omnubilados por el anuncio de una colchoneta masajeadora. Una publicidad engañosa que confunden con las ondas emitidas por el propietario de la vivienda. Comienza así una aventura en la que los tres viajeros del espacio exterior y el protagonista se beneficiarán mutuamente.

Es evidente que la sombra de E.T. planea sobre esta coproducción respaldada principalmente por Alemania y que también cuenta con aportación económica de Dinamarca y… Luxemburgo. Sus responsables, tanto en el guion como en la dirección son Wolfgang y Christoph Lauenstein, quienes ganaron el Oscar al mejor cortometraje de animación por su primer trabajo cinematográfico, Balance, aunque data ya de 1989. Desde entonces, han evolucionado mucho en las texturas y la creación de sus personajes, si bien quedan todavía a mucha distancia de Pixar. Su punto fuerte es la dirección, apartado en el que salen más que airosos, aunque en el otro lado de la balanza hay que consignar un guion poco original y bastante ingenuo. Aun así, gracias a la sencillez de su propuesta, se convierte en un producto altamente recomendable para los más pequeños.

La acción se debate en dos frentes. Por una parte, la aventura propiamente dichas de los extraterrestres y el chaval en el que se centra la historia. Con la presencia de los tres viajeros, Luis entiende que Armin, su padre, tenía razón, y que hay vida inteligente fuera de nuestro planeta. Su primera idea, es presentárselos a su progenitor, pero la obsesión de éste viene marcada por una mala experiencia del pasado y su hijo está convencido de que hará todo lo posible por quitarse de en medio a sus nuevos amigos. A esto hay que unir un vecindario poco receptivo y un director del centro escolar que persigue una solución drástica.

Luis es huérfano de madre y su Armin dedica casi todas sus energías a su empecinamiento. Llega a tal punto, que descuida a su propio hijo y por eso el director del colegio piensa que lo ideal para el chico sería un internado, lo que al pequeño le aterra A todo ello, hay que sumar el clásico matón que hace la vida imposible al protagonista y la timidez de éste, que le impide acercarse a la chica que le hace tilín. Naturalmente, todo ello tendrá cumplida respuesta conforme avanza la película, mientras se intentan localizar las piezas necesarias y el canal de teletienda que propició el aterrizaje.

Los inicios del film son de perfil bajo, pero la cinta va creciendo en intensidad e interés a medida que avanza, si bien los guiños y las moralejas serán difíciles de entender para los más pequeños. Subyace el amor filial, que es uno de los referentes, también la amistad pero, sobre todo, la crítica a la publicidad engañosa con la que se nos bombardea a todas horas desde la pequeña pantalla. Una moraleja complicada de descifrar para los chavales. Hay referencias a otros filmes, algunas de las cuales se perciben con facilidad. Otras son más complejas. Por ejemplo, cuando los extraterrestres hacen zapping y se encuentran con una película firmada por Alan Smithee, nombre recurrente cuando en Hollywood los directores sentían que personas externas, fundamentalmente los productores, habían interferido demasiado en un proyecto que ya no consideraban suyo. El nombre y la idea han caído en desuso y prácticamente ya no existen en este siglo.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: