Saltar al contenido

Teen Titans Go! La película (Teen Titans Go! To the Movies) (***)

31 agosto 2018

Mini, súper entrañables héroes

Los Jóvenes Titanes se encuentran frustrados, especialmente su líder, porque no serán unos auténticos súper héroes si no tienen su propia película. Decididos a protagonizarla, van en busca de un director reputado al tiempo que buscan un villano que les haga merecedores de convertirse en auténticas estrellas.

Ya puedes ser el mejor súper héroe del universo que si no tienes un rival a tu altura no conseguirás acumular los méritos necesarios para llegar al olimpo de los más grandes. Si además eres quinceañero y no tienes tu propia película, la cosa parece bastante chunga y te quedarás a medio camino de los que quieres y lo que tienes. ¿Qué sería de Superman, por ejemplo, sin Lex Luthor?

Esa es la premisa principal del regreso de los Teen Titans después de la primera inclusión en la pantalla grande en 1993 –Batman: La máscara del fantasma- y de varias temporadas en la doméstica con diferente éxito. Los personajes fueron creados por DC Comic, y del papel pasaron a la televisión y al cine. El equipo está conformado por Robin, Cyborg, Raven, Starfire y Best Boy, mientras que Terra se les unió por un breve tiempo. Tienen su cuartel general en la Torre de los Titanes, un edificio con forma de T, en la ciudad de Jump City, una mezcla de Manhattan y San Francisco.

Su origen permite que las figuras más relevantes de DC Comics se integren en sus historias. El más llamativo es Superman, y es él quien encabeza a los componentes de la Liga de la Justicia, con la participación de Linterna Verde, Wonder Woman, y Flash, entre otros. Cabe recordar que Aquagirl, una antigua novia de Aqualad y compañera de Aquaman llegó a formar parte de los Teen Titans. Aaron Horvath y Peter Rida Michail, que anteriormente se encargaron de la serie Mad y de la propuesta animada de la última temporada en antena de Teen Titans, se han encargado de la adaptación cinematográfica.

Lo más valioso es la idea de desmitificación que propone el conjunto. Los estereotipos y la gravedad de las propuestas fílmicas de los súper héroes que componen la Liga de la Justicia proporcionan un giro de ciento ochenta grados para presentarnos unos personajes mucho más cercanos, aunque también alocados, como corresponde a su edad. Divertida, alegre y ciertamente desenfrenada, suscribimos que es una especie de Deadpool para aquellos que no tienen edad para disfrutar de las aventuras de este personaje tan atípicamente especial. Los pequeños se divertirán, sin duda; al tiempo que los mayores tampoco se aburrirán con esta idea a caballo entre la gamberrada y la sofisticación.

Andy Warhol dijo que en su día que todos disfrutamos antes o después de nuestros quince minutos de gloria. El sumun de un súper héroe es protagonizar su propia película. Por eso, cuando en la premiere del regreso de Batman anuncian las nuevas producciones de la factoría, Robin espera que tenga su hueco. Por el contrario, habrá largometrajes protagonizados por el batcoche, e incluso por el cinturón del hombre murciélago, pero no centrados en su figura, ni tan siquiera en el grupo que lidera.

Hay que ponerse manos a la obra y lo primero es encontrar un director y un villano que de la talla como para que se les tenga en cuenta. Detrás de las cámaras no hay otra mejor que Jade Wilson, la responsable de los mayores éxitos de los mayores. En cuanto al antagonista, después de su encuentro inicial con Balloon Man, cuando recibieron el apoyo de los componentes de la Liga de la Justicia, los chicos tendrán su némesis en Slade, un tipo listo que aprovecha las producciones cinematográficas para intentar gobernar el mundo. Entretiene a los componentes de la Liga de la Justicia con sus películas y como en las salas de exhibición desconectan sus móviles, puede campar a sus anchas.

No contaba con los Teen Titans, y cuando están a punto de frustrar sus planes logra dividirlos ofreciendo a Robin el protagonismo absoluto de un film haciéndose pasar por Jade Wilson. El líder del equipo juvenil acepta, dejando a sus compañeros sumidos en una absoluta frustración. Se trata de Best Boy, que tiene la capacidad de cambiar de forma a distintos animales; Cyborg, con su súper fuerza y las armas de su cuerpo mecánico; Raven, que cuenta con propiedades telequinéticas y es hija de un poderoso demonio llamado Trigon; y la princesa Starfire que dispara objetos de energía ultravioleta y rayos láser de color verde desde sus manos y sus ojos.

Los pequeños pueden aprender una buena lección con esta cinta. Aparte de la clásica exaltación del compañerismo, que queda patente una vez más en este caso, hay que añadir los problemas que conlleva el egoísmo exacerbado. Egoístas son los componentes de la Liga de la Justicia, personajes engreídos que se dejan adular una vez que se han convertido en estrellas de cine. Egoísta también es Robin, el líder de los Teen Titans, que utiliza diversas armas para combatir el crimen, que es capaz de abandonar a los suyos en pro de un sueño personal. Todo ello con dibujos agradables, aunque no sean epatantes y una puesta en escena que supera con mucho la serie televisiva. Se sitúa en las proximidades de lo talentoso, pero le falta ese toque mágico que certifican las grandes producciones animadas. Al final, como es habitual en este tipo de propuestas, hay dos secuencias post créditos. Al menos, arrancan una sonrisa.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: