Saltar al contenido

Entre dos aguas (***1/2)

1 diciembre 2018

La realidad que se hace ficción

Dos hermanos de San Fernando (Cádiz) han tomado rumbos muy diferentes. Uno de ellos está en la cárcel por trapichear con drogas y el otro se ha alistado en la Marina. Regresan a su localidad natal, y se producirá un reencuentro marcado por el desempleo y la falta de oportunidades.

El documental y la ficción destacan en la filmografía del gerundense Isaki Lacuesta. En este caso, se llevó su segunda Concha de Oro en San Sebastián por mezclar ambos géneros. En realidad, es difícil saber si en esta producción la realidad se convierte en ficción o es ésta la que se trueca en verdad. Para ello recupera los personajes de su aclamada La leyenda del tiempo doce años después. Se trata de Isarel Isra López Romero y su hermano Francisco, más conocido por Cheíto. Ahora han crecido, no son los adolescentes de antaño y han tomado rumbos muy diferentes en sus vidas.

Isra, el guapo, ha dado con sus huesos en la cárcel después de cruzar la línea de la delincuencia con asuntos de drogas. Impactante una de las primeras secuencias, cuando asiste al nacimiento de su tercer hijo, parto rodado de manera real. Sin mediar palabra, una vez producido el alumbramiento, es esposado y trasladado nuevamente al penal. Cheíto, el que no quería moverse del terruño, se nos ha hecho viajero después de enrolarse en la Marina. Piensa en su familia y si, realmente, su esposa le seguirá queriendo. Un compañero le dice que si después de tres años continúa el amor es que realmente están hechos el uno para el otro y esa unión es indisoluble.

Los dos hermanos se reencuentran en San Fernando cuando son adultos y han fundado sendas familias pero, aunque todo siga igual, ellos notan que es diferente. Isra es rechazado socialmente y se le prohíbe incluso ver a sus hijos. Contrasta con lo que sucede con Cheíto en esta producción cuyo título recurre a una leyenda de la música. Si hace más de una década se recordaba el álbum más clásico de Camarón de la Isla, ahora le ha tocado el turno al más vendido e icónico de Paco de Lucía, dos mitos de la zona, popes gitanos en su momento, antes de fallecer.

Lacuesta refleja fundamental el callejón sin salida existente en el mediodía andaluz. Apenas hay oportunidades y únicamente emerge la posibilidad de trapichear con lo ilícito para salir adelante. Radiografía a sus personajes y a sus allegados, pero fundamentalmente el entorno. Lo lleva a cabo con una asombrosa mezcla de realidad y ficción, algo que no siempre combina demasiado bien, aunque en este caso alcanza niveles superlativos. Parece que realmente estamos asistiendo a un retrato de los dos hermanos López Romero y su hábitat. Se relatan sus sueños, sus contradicciones y un futuro que se tiñe de negros nubarrones. Apenas se nota la ficción y ese es otro de los méritos del autor. Por ejemplo, Isra no ha estado en la cárcel, pero ese es el elemento que le ayuda al cineasta a completar su propuesta.

El país en el que vivimos es el que se muestra con vigor y naturalizad en estas imágenes a lo largo de más de dos horas y cuarto. Demasiado metraje. Ese es su gran problema. Lacuesta quiere ser tan aséptico que se alarga en demasía para que nadie piense que toma partido o se decanta por cualquier circunstancia. Por lo demás, a su puesta en escena apenas se le pueden poner reparos. Hace vibrar al espectador con el retrato de sus dos protagonistas, lo mantiene en vilo y éste sufre con ellos porque, ante todo y, sobre todo, es realista. No hay nada en esta producción que suene a falso o impostado. Los dos mejores largometrajes de su autor son, precisamente, sus dos propuestas más hiperrealistas. En este caso, se sitúa a la altura de La leyenda del tiempo y es muy posible que la supere.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: