Saltar al contenido

Await Further Instructions (**)

30 diciembre 2018

Tenía que ser en Navidad

Una familia se dispone a celebrar la navidad cuando, de repente, su casa se encuentra rodeada por una sustancia negra e irrompible. Mientras, en el televisor aparecen mensajes con una serie de instrucciones que conducen al enfrentamiento de unos protagonistas que ya habían mostrado previamente sus diferencias.

El día de Navidad, un matrimonio maduro que conforman Tony -Grant Masters- y Beth -Abigail Cruttenden- se encuentra con la sorpresa de la llegada de su hijo Nick -Sam Gittins-, a quien no ven desde hace tiempo. Ha tenido desencuentros con su progenitor, una persona autoritaria, profundamente religiosa, e influida poderosamente por su propio padre -David Bradley-, representante de un espíritu militar llevado al límite. Ambos varones representan la intransigencia más exacerbada contra la inmigración y no ven con buenos ojos el hecho de que la compañera de Nick, una médica de ambulancias llamada Annji -Neerja Naik- sea de ascendencia árabe.

La aparición de Kate -Holly Weston- la hija embarazada de Tony y Beth no ayuda a la tranquilidad de la familia. Aunque menos déspota que su padre y su abuelo, no deja de ser drástica en su toma de decisiones, especialmente cuando tiene que vérselas con su hermano. Le compaña Scott -Kris Saddler-, su influenciable marido que, de inmediato, se pone a las órdenes de suegro contra su propio cuñado y, de forma especial, contra la novia de éste. Se forman dos bandos diferenciados entre los que ejerce como catalizador la afectuosa y cálida madre.

Surgen los primeros encontronazos familiares, que se agudizan cuando la vivienda unifamiliar se encuentra rodeada por una sustancia negra, como una especie de valla, que aparenta ser irrompible. La televisión ha dejado de emitir y solo aparecen en la pantalla mensajes nada tranquilizadores. Inicialmente, se piensa en un ataque terrorista. Tal vez una bomba nuclear o un intento de invasión extraterrestre. No hay forma de saber lo que está sucediendo fuera porque los teléfonos no funcionan y se carece de cualquier información adicional.

Aguarde instrucciones más adelante. Ese es el texto que más se repite en el monitor. Previamente, se había solicitado que los inquilinos se vacunaran con unas jeringuillas que aparecieron repentinamente en el salón. Annji se niega al considerar que no están esterilizadas. Un nuevo mensaje visual ordena aislar los cadáveres, una vez que el abuelo ha caído infectado. Después, a quienes puedan mostrar algún síntoma extraño, para alcanzar un nuevo nivel cuando se les dictamina que deben reagruparse en la planta baja ya que un humo negro contaminante y mortal invade la parte superior.

Hasta ese momento, esta producción británica dirigida por Johnny Kevorkian, que ha conseguido distintos galardones en citas de cine fantástico, resulta tan inquietante como válida. Se camina entonces hacia un desenlace místico, desarrollando una historia que solo podría suceder en Navidad debido a su componente mesiánico. El terror llama a la puerta del celuloide y el ambiente claustrofóbico reinante hasta el momento se pierde en aras de una propuesta que se decanta hacia el survival.

Coincide con os pasajes más confusos y con algunos errores de planificación. El más evidente es cuando aparece el humo tóxico que invade las estancias superiores de la vivienda pero que no traspasa el salón a pesar de que las condiciones de aislamiento tampoco resultan muy diferentes. Esa indefinición del desenlace a que aludíamos trueca la parte más imaginativa en un horror mal explicado que se adorna con secuencias menos realistas y más adecuadas para una propuesta de ciencia ficción que no se explica de forma convincente. Deja todo envuelto en una nebulosa con una conclusión pseudo religiosa mucho menos sugestiva que el resto.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: