Saltar al contenido

Mirai, mi hermana pequeña (Mirai, no Mirai) (***)

11 marzo 2019

Como convencer a un niño

Kun, que tiene cuatro años, es un crio mimado y consentido. Cuando nace su hermana y todas las atenciones de sus padres, e incluso de su perro, se dirigen hacia ella, los celos le hacen todavía más caprichoso. Entonces, la versión adolescente de la pequeña Mirai viaja desde el futuro para encontrarse con él.

El cine de animación japonés nos depara cada año, al menos, una sorpresa. Este título ha sido el último en llegar y cuenta con el aval de haber sido seleccionado al Oscar de la categoría después de su paso por diversos festivales, entre ellos Cannes y San Sebastián. Se trata de la cinta más personal de Mamoru Hosoda, quien debutase con Digimon en 1999. Una obra relativamente simple pero llena de encanto.

Después de Los niños lobo y El niño y la bestia, que representan el culmen de su filmografía, Hosoda regresa al viaje en el tiempo para moldear a su protagonista. Sucedió con La chica que saltaba a través del tiempo, aunque en aquel caso era el propio personaje central quien se evadía de los problemas gracias a su particular flashback. En esta ocasión es un bebé quien ejercerá de revulsivo para su hermano mayor, Kun. Hijo de una madre ejecutiva y de un padre arquitecto, se ve colmado por todas las atenciones del hogar. Recibe alborozado a la pequeña Mirai, que apenas ha abierto los ojos cuando entra en casa en brazos de su madre.

Los mimos habían hecho de Kun un niño caprichoso, sugestionado con los trenes bala, que siempre encontraba siempre el beneplácito y la comprensión de sus mayores. Todo comenzó a cambiar cuando el flujo de atenciones se desvió hacia la pequeña Mirai. Incluso su perro Yukko le hace menos caso. En el momento en que los celos más le atormentan y sus rabietas se hacen mayúsculas es cuando se producen las visiones. Primero, se encontrará con un hombre adulto que se identifica como el príncipe de la casa. No es otro que su mascota convertido en humano.

Luego aparecerá Mirai que viene del futuro, propiciado por un día que los mayores organizan una fiesta con muñecas tradicionales que supuestamente traerán buena suerte al bebé. Más adelante, su abuela le enseñará fotos familiares y Yukko reconocerá a su bisabuelo, el hombre herido en la guerra en una pierna que le ayudó a que aprendiera a montar en bicicleta y le llevó a unos lugares insospechados.

El momento cumbre de la historia, que será cuando la comunión entre los dos hermanos llega a su cénit se producirá después de Yukko se mete en un tren que le lleva hasta Tokio. Entre la marabunta de gente y la gran escenificación dará media vuelta, pero no sabe como regresar con su familia porque, entre otras cosas, no conoce el nombre de su madre ni el de su padre. No debiera de entrar en el tren bala con forma de dragón. Mirai también está preparada para subir a uno de sus vagones…

Con unos fondos perfeccionistas y llenos de detalle, los personajes centrales no aportan ninguna novedad en su aspecto ni en sus movimientos que no hayamos visto antes en las propuestas que llegan del Lejano Oriente. Los rostros de los chicos, y especialmente su boca, podrían intercambiarse por Heidi o Marco y apenas se notaría la diferencia. La forma de andar sigue siendo rígida y se da preferencia a la formidable y férrea ambientación, que muestra una técnica de altos vuelos, así como al desarrollo de la historia.

El argumento apenas se complica. Niño caprichoso al que le devoran los celos porque, tras el nacimiento de su hermana pequeña, ya no es el centro único de atención. Ese es el motivo por el que su perro se transforma en humano, al igual que su bisabuelo avanza desde el pasado y su hermana pequeña regresa del futuro. Entre los tres pretenderán guiarle y moldear su personalidad hacia el lado más destacable. Todo ello con una brillante escenografía, una simpleza conmovedora y un desarrollo que atrapa y te deja capturado hasta el final. No es lo mejor de Hosoda, aunque probablemente se trate de su obra más original y sentida.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: