Saltar al contenido

Escape Room (*1/2)

16 marzo 2019

La salida está en sus recuerdos

Seis personas acuden a la llamada de una empresa que plantea una aventura de supervivencia emparentada con los típicos Escape Room. Hay diez mil dólares de premio y los participantes se dan cuenta, casi desde el principio, de que todos los escenarios por los que tendrán que desfilar son auténticas trampas letales.

Ya era hora de que se llamaran las cosas por su nombre. Los Escape Room, creados por un visionario húngaro, se han puesto de moda en todo el mundo, especialmente entre los jóvenes. Aunque nunca hayamos entrado en una de esas dependencias, tenemos una idea aproximada de lo que son. Principalmente, descubrir la salida antes de que concluya el tiempo prefijado. Con esas premisas se ha preparado este largometraje, más de survival que de horror, más próximo al thriller que terror psicológico. A los mandos, Adam Robitel, responsable de la última entrega de Insidious.

Esta fórmula hace tiempo que están instalados en el séptimo arte. Saw y Cube son dos buenos ejemplos de un género que, en su versión más maximalista, podríamos extender a series de televisión de aceptación mayoritaria: Lost, por ejemplo. Ahora es el turno para un juego creado por la compañía Minos Escape Room, con sede en Chicago. Ofrece diez mil dólares de premio a quien, o quienes, pueda superar su reto. En la línea de salida aparecen seis jugadores.

Zoey David –Taylor Russell- es una estudiante de física; Amanda Harper –Deborah Ann Woll-, una veterana de guerra; Ben Miller –Logan Miller-, un ganadero; Jason Walker –Jay Ellis-, un comerciante; Mike Nolan –Tyler Lavine-, un ex minero; y Danny Khan –Nick Dodani-, un fanático de este tipo de propuestas. Aparentemente, parece un equipo con posibilidades que se enfrenta a su primer problema en la sala de espera, que ya forma parte del juego, ya que se vuelve cada vez más calurosa. Los componentes del grupo toman conciencia de que les aguardan trampas mortales en cada etapa y deberán estar unidos para superar los problemas.

El siguiente paso es una cabaña cerrada que da paso a un lago helado y posteriormente a una sala de billar francés al revés cuyo piso se aleja paulatinamente. Precede a una dependencia de hospital que se llenará de gas venenoso en cinco minutos. Finalmente, en una habitación psicodélica, los supervivientes han sido drogados y únicamente existe un antídoto por lo que deberán enfrentarse entre sí. En todo momento, los jugadores habrán de buscar las pistas en sus propias vivencias. Los flashbacks de sus respectivos pasados servirán para ofrecerles las soluciones necesarias. Al fin y al cabo, los retos del juego han sido elaborados conforme a la experiencia de sus propias vidas.

En este tipo de propuestas sabemos que los protagonistas van cayendo paulatinamente como fichas de dominó. No vamos a descubrir aquí quienes aguantan más tiempo y si hay o no supervivientes. Únicamente advertir que se deja la puerta abierta a una continuación que, de Chicago pasaría a Nueva York. Lo que sí es evidente es que, por lo que se refiere al género de terror hermanado con el thriller, o viceversa, nos encontramos con el mejor largometraje en lo que va de año.

La propuesta no presenta elementos suficientes como para pasar a la historia, aunque sí resulta efectiva y cumple con su propósito. No existen armas ejemplarizantes ni hay un antagonista cuya figura sirva para incorporarlo al panteón de ilustres asesinos en serie cinematográficos. Es cierto que, como espectador, no nos sentiremos en ningún momento como atrapados en un Escape Room. Aunque la salida está bien indicada y no hay que encontrar ninguna pista para traspasarla, tampoco tendremos necesidad de buscarla por mucho que al salir de la sala olvidemos muy pronto lo que hemos visto dentro de ella.

 

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: