Saltar al contenido

Nación cautiva (Captive State) (**)

19 abril 2019

Zona cerrada

Años después de una invasión extraterrestre, en un barrio de Chicago se explora la actitud y la vida tanto de los colaboracionistas como de aquellos que todavía sueñan en recuperar su planeta. Hace casi una década los alienígenas tomaron el control de la Tierra, pero todavía queda una esperanza gracias a un grupo de rebeldes.

La ciudad está prácticamente cerrada y en cualquier salida nos podemos topar con vallas y controles policiales que desvían el tráfico. Un automóvil con dos adultos y otros tantos niños en el asiento de atrás burlan uno de los puntos de vigilancia y se introducen en un túnel. Del otro lado del pasadizo surge un extraño ser cuyos cabellos se transforman en púas al estilo de un erizo o un puercoespín. Una niebla roja lo invade todo. Los dos adultos se volatilizan y los dos pequeños sobreviven.

Después de su buena labor en Rise of the Planet of Apes -2011-, esperábamos con expectación qué nos podría ofrecer el escritor y cineasta Rupert Wyatt en un relato de ciencia ficción. Ciertamente, había bajado mucho el listón con El jugador -The gambler, 2014- y no se queda en un punto mucho más elevado con esta última propuesta. Muestra algunas cuestiones interesantes, pero en general defrauda con esta historia cuyas evidentes y enormes lagunas se zurcen de manera tosca y con un carácter improvisado.

Nueve años después de la secuencia de presentación, y tras escuchar algunos comentarios televisivos de manera vertiginosa, sabemos que los alienígenas controlan el planeta. Ellos son los legisladores y en unos túneles, conocidos por Zonas cerradas, trabajan muchos terrícolas vigilados de forma estricta para obtener productos locales. La mayor parte de los pobladores son colaboracionistas, como sucede con el comandante de la policía de Chicago, William Mulligan -John Goodman-.

Quien se enfrenta a él es Gabriel Drummond -Ashton Sanders-, el niño menor de la escena inicial, que vive en Pilsen, uno de los barrios más empobrecidos de la ciudad. Insiste ante Mulligan, que fue compañero de su padre, en que no tiene datos que confirmen la supervivencia de Phoenix, un grupo de resistencia al que se da por extinguido, circunstancia de la que duda el oficial. En ese momento Gabriel no sabe que su hermano Rafe -Jonathan Majors- está vivo y que es el líder de la facción que se prepara para recuperar el planeta y cuya próxima acción será en el Soldier Field, la instalación deportiva más importante y popular de la ciudad de Chicago.

Ellos son los personajes fundamentales de esta historia junto a Jane Doe -Vera Farmiga-, que regenta un burdel en el mencionado barrio de Pilsen, y quien había dado clase en la misma escuela que la madre de los hermanos Drummond. Ninguno de ellos está retratado de manera eficiente y tampoco los actores se lucen demasiado. Parece como si no terminaran de creerse los papeles a representar. Toda la historia está prendida con alfileres, e incluso muestra algunos remiendos toscos en un intento de justificar algunas situaciones que se antojan inexplicables.

La cinta tiene hallazgos, como la escasa aparición de los extraterrestres, lo que proporciona un valor añadido a la historia en un intento de alejarse de las rutinas del género de ciencia ficción. El trabajo tras la cámara de Rupert Wyatt es eficiente y hasta brillante en algunas acciones. Poco más puede hacer debido a un guion con escasos méritos y un presupuesto que tampoco le permite muchas alegrías de postproducción.

En general, no responde a las expectativas creadas después de una auténtica guerra comercial por hacerse con los derechos de la película. Hay tres partes muy diferentes en esta propuesta que, sin embargo, da sensación por lo visto en la pantalla de que no pasan demasiadas cosas. Se ha contado con Rob Simonsen como compositor de la banda sonora. Lo más interesante es el tema interpretado por Kill Noise & Mija.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: