Saltar al contenido

Donbass (**1/2)

20 abril 2019

Territorio en disputa (episodio a episodio)

En el este de Ucrania la posverdad y las noticias falsas desembocan en una manipulación. Hasta resulta difícil establecer los límites éticos de la propaganda, que se presenta en todo momento como realidad. Con un prólogo y un epílogo, trece relatos se centran en el patriotismo, la violencia y la burocracia.

El bielorruso Segei Loznitsa ha alternado el documental con la ficción en una cinematografía importante con el respaldo de su país, Ucrania, Países Bajos y, sobre todo, Francia. Esta propuesta suma en ambos géneros para presentarnos el horror de una contienda difícil de explicar e incidir en las denominadas fake news. Su tesis deriva en que a la guerra se le llama paz, amor al odio y cualquier tipo de propaganda, por desmadrada que sea, se entiende como verdad.

Como definición, asistimos a un conjunto de viñetas más que de capítulos. Se nos hace creer que se trata de videos domésticos que, convenientemente enlazados completan este largometraje junto a unos cuantos actores que se maquillan para entrar en escena y que de camino asisten al bombardeo de un autobús urbano que queda carbonizado. La vertiente documentalista del autor se une a su tendencia al absurdo cuando toca asomarse a la ficción. Impera el plano secuencia con imágenes duras y opresivas que, paulatinamente, nos van angustiando

Formalmente, la película es irreprochable, lo que sirvió para que Loznitsa fuese destacado como mejor director de la sección Un Certain Regard en la pasada edición del certamen cinematográfico de Cannes, y que se alzará con el Giraldillo de Oro a la mejor película en el Festival de Sevilla. Ese virtuosísimo plástico conlleva el polo puesto, el de un pesimismo absoluto en lo narrativo. Se evidencia una inclinación a la caricatura, pero en su arista más trágica. El lado absolutamente contrario del sentido humorístico que suele acompañar a ese género literario o pictórico.

Una galería de escenas simples en apariencia. Por ejemplo, una boda civil de dos revolucionarios presidida por una burócrata. Se inscribe en la propuesta más irónica, que rezuma el filme. Con situaciones esperpénticas se refleja el alto grado de burocracia, la corrupción, la violencia y la chifladura. En un control, un soldado pide contribución a los pasajeros de un autobús para su comida, y en la secuencia más dura un militar es atado en medio de una plaza. Si en un primer momento parece pasar desapercibido, la violencia latente va incrementándose hasta que la muchedumbre le escupe y lo golpea con saña.

Para entender este relato hay que situarnos geográficamente en el este de Ucrania, donde tiene lugar un conflicto desde 2014 al que se ha dotado de escasa visibilidad. La región de Dombás, cuyo nombre en realidad es un acrónimo, fue testigo de excepción de las manifestaciones ciudadanas en contra el golpe de Estado que tuvo lugar en febrero del referido año. Dichos actos siguieron a la reincorporación de los territorios de Crimea y Sebastopol por la Federación Rusa, que pescó en río revuelto. Así se desembocó en una guerra sin máscara entre las milicias de las autodenominadas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk y el Gobierno ucraniano de Kiev.

Segei Loznitsa toma partido. No se oculta en ningún momento. Con esa inclinación y su calculada y atractiva puesta en escena consigue que el espectador se una a la causa y que su conciencia se remueva de alguna manera. Por eso la película es resultona aun a pesar de su aspecto caótico, tanto que en ocasiones cuesta seguirla porque se antoja inconexa.

Ese cúmulo de circunstancias implica ciertas desconexiones porque la propuesta formal, incluida la fotografía, está muy por encima del contenido. No hay héroes con los que identificarse, lo que emocionalmente es un lastre. Los diálogos, reducidos al mínimo, implican que algunas de las historias pesen demasiado. El diagnóstico final es que la Humanidad está deshumanizada y que la vida y la muerte prácticamente no se diferencian. La brutalidad del contenido así lo atestigua.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: