Saltar al contenido

Toy Story 4 (****)

22 junio 2019

Año I después de Lasseter

Un nuevo juguete se añade a la colección de deliciosos muñecos que hemos conocido a través de las tres entregas anteriores. Se trata de Forky, cuya presencia coincidirá con las dudas existencias de Woody, que ansía saber cuál es su lugar en el mundo. Los viejos y nuevos amigos le mostrarán las pistas necesarias.

Hace casi una década que la saga creada por John Lasseter echaba el cierre. Woody, el vaquero, y Buzz Lightyear, el astronauta, habían encabezado el primer largo rodado por Pixar con técnica propia en tres dimensiones por ordenador para Disney. Steven Spielberg se había desprendido de la empresa, adquirida inmediatamente por Steve Jobs que, tras la compra definitiva por la corporación de Mickey Mouse los situaba directamente en el consejo de administración de la compañía. Ahora, Lasseter ya no está y Toy Story 4 es la primera creación de Pixar después de que su genio creador hubiera hecho las maletas.

Ciertamente, no se le echa en falta. Al menos de, de momento. El guion se fue escribiendo en secreto durante el rodaje de la tercera entrega, que parecía un cierre perfecto para la franquicia. Sin embargo, quedaban algunos flecos sueltos y este capítulo, dirigido por Josh Cooley, un meritorio de la casa, pretende solucionar ese vacío. La propuesta es mucho más metafísica. Woody, al estilo de cualquier ser humano, se pregunta cuál es su lugar en el mundo. Entramos por tanto en un terreno más filosófico, lo que no resulta extraño si tenemos en cuenta que su director fue uno de los responsables del libreto de Del revés -Inside Out, 2015-. También se muestra más góticas y menos aventurera que sus hermanas mayores.

Un nuevo personaje, Forky, emerge como la principal novedad. Woody se lo prepara a Bonnie cuando la niña se encuentra asilada en la escuela. Para sorpresa del vaquero, cobra vida cuando no hay humanos observándolo. Sin embargo, hay algo que no había previsto. Al tratarse de una confección desechos piensa que su lugar está en la basura. Después de varios intentos, durante un viaje por carretera se tira del auto en busca de la ubicación que le corresponde. Realmente, el mundo es demasiado grande y hay espacio para todos, aunque la razón principal de un juguete sea que sirva de diversión a su dueño.

Con unos gráficos maravillosos, la historia pueden disfrutarla tanto los pequeños como los mayores. Aquellos, porque la aventura que propone en la superficie la pueden entender y hasta recrearse con ella sin problemas. Para ello, encuentran en una tienda de antigüedades a una muñeca Gaby Gaby con toda una legión de admiradores dispuestos a todo y que caminan con la cabeza baja. Tiene su caja de voz rota y sabe que nadie la querrá por ello así que su intención es hacerse con la de Woody. La presencia de Duke con su motocicleta supondrá otro interés más, aparte de encontrarse con los personajes ya conocidos a través de la saga.

Los adultos verán en una segunda línea otras propuestas no menos importantes. La más llamativa es la relación con la muerte y lo que habrá después. Los sentirán a través de los muñecos. No es la única disquisición filosófica que plantea a través de mucho humor, probablemente la entrega más superlativa en este aspecto, y la emoción. Hay muchos motivos para llorar, pero ambas circunstancias están muy bien equilibradas a lo largo de los cien minutos de duración.

Todos aquellos que suponían que la saga se había cerrado con brillantez en su tercera parte, se encontrarán con que este nuevo material encaja perfectamente con lo anterior. Incluso, no descartaríamos una próxima entrega. De encontrar nuevos filones tan agradecidos como éste, Toy Story tiene cuerda hasta el infinito y más allá.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: