Saltar al contenido

La hija de un ladrón (***)

29 noviembre 2019

Una joven de hoy

Sara tiene 22 años y un bebé de pocos meses. Lo que más desea es formar una familia con su hermano pequeño y el padre de su hijo. Se presenta un nuevo e inesperado obstáculo cuando su padre, recién salido de la cárcel, decide integrarse nuevamente en sus vidas. Ella pretende alejarlo a toda costa.

Muy pocas veces un actor reputado ve como uno de sus descendientes le adelanta por la izquierda en una película que protagonizan conjuntamente. Normalmente, es el intérprete experimentado y de prestigio quien tira de su familiar allegado. Una magnífica excepción la constituyó en su día Tatum O’Neal, que en Luna de papel se llevó por delante a su padre Ryan. Más difícil lo tenía en España Greta para sobrepasar a su padre, Eduard Fernández. No solo lo ha conseguido, sino que se ha alzado con el premio a la mejor interpretación en San Sebastián con su primer largometraje como protagonista.

Los Fernández habían coincidido en Ficción, la cinta dirigida por Cesc Gay en 2008. Desde entonces, Greta ha pasado por un período de aprendizaje que incluyen otras seis producciones hasta desembocar en una actriz de tronío, favorecida por el magnífico personaje escrito y llevado a la pantalla por otra debutante, Belén Funes. Usualmente, en una ópera prima su responsable pretende mostrar toda la sapiencia acumulada en el estudio y por ello se aprecian irregularidades. En el caso de Funes, se centra en su personaje principal. Sara es auténtica, una joven de hoy que tiene que hacer frente a los problemas cotidianos de una mujer que ha dejado de ser adolescente por la vía rápida en un barrio marginal de una gran ciudad.

Es desarraigada, aunque lucha por todas sus fuerzas con conseguir la estabilidad. Trabaja a destajo como limpiadora, mendigando horas extras para incrementar sus labores y sus emolumentos. Tiene un bebé de pocos meses y un hermano pequeño al que quiere tener a su lado, lo que sirve para perfilar la fisonomía y la actitud estereotipada de un chiquillo de su generación, con su corte de pelo radical y los complementos correspondientes. Se trata más de un ejemplo que de un cliché, a medias entre el inconformismo y la moda, pero sin tener una idea clara por el momento.

Todo lo contrario que Sara. Ha madurado de manera vertiginosa. Realmente, desea establecer una familia junto a Dani -Alex Monner-, el padre de su hijo, y su hermano pequeño. De forma casual, ve a Manuel, su padre, prácticamente de refilón. Ambos se miran y saben que están ahí, lo que permite un giro a su existencia. Comienza un nuevo reto para la protagonista, nada menos que conseguir la custodia de su hermano, aunque para ello tenga que enfrentarse a su progenitor en los juzgados.

Desconocemos qué ocurrió en el pasado y las razones por las que padre e hija se han distanciado. Entendemos que debieron ser muy profundas. En realidad, interesa únicamente el presente. Ver como una muchacha joven, que se ha labrado su independencia a base de golpes, pretende reafirmar sus lazos de cariño con las personas que realmente quiere y que ella desea que formen parte de su vida. De cualquier forma, tampoco puede renunciar a su pasado ni a sus genes. Salen a relucir porque todos los portamos en la sangre y ella se reafirma en que los lleva en su propio rostro.

La puesta en escena es una película en sí misma, muy por encima de unos diálogos bastante más simples. Hay miradas que no necesitan ninguna frase para describirlas. El cambio de vestuario o el de peinado anticipan estados de ánimo o posturas ante el devenir de la secuencia que se mostrará a continuación. Se trata de un trabajo serio y que denota un estudio profundo de cada plano y de cada actitud de los personajes. De ello se beneficia Greta Fernández para firmar una actuación relevante y, lo que es más importante, convincente. No parece encarnar un personaje de ficción y sí una joven real, una chica de hoy en una sociedad donde las diferencias sociales y económicas se amplían a cada paso. Un filme nada complaciente pero cercano.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: