Saltar al contenido

Solan & Eri: Misión la Luna (Månelyst i Flåklypa – Louise & Luca: Mission to the Moon) (*1/2)

6 diciembre 2019

Una carrera estelar

Medio siglo después de la llegada del hombre a la Luna, y durante un breve espacio de tiempo, se decide que nuestro satélite se convertirá en propiedad del país que consiga primero plantar su bandera. Todas las potencias se preparan para conseguirlo, y unos animosos noruegos se aplican de forma especial.

Después de dos películas anteriores que no han tenido mucho recorrido fuera de los países nórdicos nos llega nueva una aventura protagonizada por dos animales, un erizo y una urraca, capaces de interactuar con los humanos, especialmente con un reparador de bicicletas con ánimo de inventor llamado Reodor Felgen-. Se trata de un tipo capaz de crear una máquina ultra rápida de café que se apremia a construir un cohete espacial para conseguir que la Luna sea propiedad de Noruega.

Coincidiendo con el cincuenta aniversario de la llegada del hombre a nuestro satélite, la ONU lo ha declarado de dominio público durante tres meses, por lo que cualquier país que llegue hasta allí primero y plante su enseña obtendrá de inmediato su titularidad. Los rusos lo intentan, pero su nave, llamada Matrioshka, no consigue llegar a la troposfera. Tampoco los estadounidenses, cuyos astronautas pesan demasiado, lo que da pie a recurrir a la célebre frase Houston, tenemos un problema.

Mientras, en un cobertizo noruego, los animosos Solan y Eri, una urraca y un erizo, insisten para que Reodor construya un prototipo de una nave espacial. Tras ver las pruebas, la millonaria viuda Stengelføhn-Glad (Hege Schøyen) y el burócrata estatal Vigfus Skonken respaldan un proyecto que, a tamaño real, se llamará A Pollo 0 y será lanzado desde el acantilado de Cape Flak. En principio, únicamente Solan y Eriu deberían ser los cosmonautas, pero se cuelan como polizones otros dos personajes, Emanuel y Ludvig, que accede involuntariamente en el viaje al quedarse enganchado. Otro protagonista significado es el propio Vigfud, quien planta la bandera noruega en nuestro satélite quien.

Este funcionario tiene unos planes muy distintos al del resto, ya que pretende hacerse con un polvo selenita que puede funcionar como alternativa del petróleo. Además, el viaje de vuelta está lleno de obstáculos mientras sus responsables cambian la ironía por la ecología. Entre la chatarra espacial, representada por herramientas pesadas y satélites errantes, aparecen botellas de vodka y cajas de hamburguesas. Eso, frente a una nave espacial sujeta con simples tornillos representa toda una amenaza.

Dirigida por Rasmus A. Sivertsen, responsable de las dos entregas anteriores, copropietario de los estudios Qvisten Animation, su propuesta es alimentar cada secuencia con todo lujo de detalles. Es válido tanto para los muñecos protagonistas como para las construcciones elaboradas a propósito. Aparte de ingeniosas herramientas, la nave espacial no tiene desperdicio. Domina la extravagancia, con estabilizadores giroscópicos y otros detallitos surgidos de la mente del inventor.

Se trata de un producto típicamente infantil, ultimado para lo disfruten los más pequeños y que aporta muy pocas novedades, desde la propia animación a la historia. La paleta de colores es bastante reducida y se introducen personajes que solamente sirven para alargar el metraje hasta los ochenta minutos, como el comunicador televisivo Frimand Plosen, que da cuenta puntual de las novedades referentes a la inimaginable aventura del cohete espacial noruego que pretende llegar donde no lo consiguen las propuestas de países imperialistas. Ciertos detalles no se pueden pasar por alto, como el hecho de que el contacto entre la tripulación viajera y nuestro planeta se produzca a través de FM es un simple desatino si se refiere a la frecuencia utilizada en la radiodifusión comercial, ya que su alcance es muy limitado.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: