Saltar al contenido

Sonic: La película (Sonic The Hedgehog) (**)

14 febrero 2020

El erizo de los anillos

Un erizo azul llega a la Tierra desde una dimensión alternativa con la capacidad de desplazarse a una velocidad inimaginable. Tras instalarse en una pequeña localidad, es perseguido por un científico loco, el Dr. Robotnik, que pretende diseccionarlo para mejorar sus artilugios nada convencionales.

Era de las pocas estrellas rutilantes en el universo de los videojuegos que no había desfilado por la pantalla grande. Sonic, un puercoespín azul, ahora convertido en erizo antropomorfo generado por ordenador, es la mascota de Sega y se caracteriza por sus aventuras a toda velocidad en propuestas bidimensionales de plataformas. La consecución de unos anillos esparcidos por las diferentes pantallas le proporcionan atributos especiales.

De todo ello en la película del primerizo Jeff Fowler, que ha precisado de tres guionistas solo queda la apariencia del personaje central y el maligno Dr. Robotnik. También aparece este antagonista a bordo de su aeronave particular, al tiempo que posee un centro de control desde el que dirige sus mortíferos drones y otros elementos, como un automóvil a la Batman que posee más capas que una cebolla. Tantas como vidas extra posee el erizo azul.

Sonic no puede ocultar el secreto de su velocidad, lo que le granjea enemigos envidiosos de su atributo por excelencia. Aparte de eso, se entiende con cualquier persona o animal que se cruce en su camino. Vive en un mundo alternativo, protegido por un ave de presa que, antes de ser abatido, le entrega una bolsa con anillos que tienen la capacidad de que, al atravesar cualquiera de ellos, puede desplazarse al lugar que desee. Por supuesto, aparece en la Tierra, y lo hace concretamente en una supuesta localidad de Montana llamada Green Hills.

Se oculta de todos sus habitantes, y el único que lo ha visto fugazmente es Carl El loco -Frank C. Turner-, quien lo define como un diablo azul, pero al que nadie cree. El erizo está entusiasmado por el sheriff Tom Wachowski -James Marsden- y su esposa Maddie -Tika Sumpter-, a quien les otorga su propio apodo. Cuando las autoridades militares descubren una extraña presencia, encarga al un científico loco, el Dr. Robotnik -Jim Carrey-, que consiga atraparlo. Sin embargo, este personaje, auxiliado por un agente del Gobierno llamado Stone -Lee Majdoub- y los múltiples juguetitos de su invención, desea atrapar a la criatura para mejorar sus inventos.

La historia guarda cierto paralelismo con E.T. por cuanto destaca la amistad entre un humano y un extraterrestre, o lo que sea. Se diferencia en que las persecuciones apenas dan tregua, dejando la parte más reflexiva prácticamente olvidada. Sonic escribe una serie de deberes a cumplir, aunque lo más necesario es encontrar a alguien con quien verdaderamente pueda encontrar el afecto por el que suspira. Ni que decir tiene que el sheriff Wachowski es esa persona, y juntos sentirán la presión de quienes ansían atraparlos hasta las calles de un San Francisco poco aprovechado.

El conjunto, enfocado principalmente a los más pequeños, conforma una aventura divertida, No es lo que estábamos esperando quienes hemos crecido con el personaje por antonomasia de Sega, pero el entretenimiento se nos antoja aceptable. Se entiende que no era fácil adaptar las propuestas de la consola a un largometraje, y entendemos que se ha optado por el camino más fácil. Se ha encontrado una utilidad a los anillos que estaba presente en la consola y se ha aderezado con un humor nada rebuscado y una persecución prácticamente constante que asegura el divertimento.

La música de Junkie XL pasa bastante desapercibida y James Marsden hace lo que puede para sacar adelante su personaje y sostener el film. Jim Carrey se muestra en su faceta más gestual. Disfruta con estos roles y no para de dar la nota, incluido un bailecito que servirá de disfrute para los chavales y pondrá de los nervios a quien busque algo más que la sonrisa gratuita. Se deja abierta la posibilidad de una próxima entrega, se dice que para Navidades sin mencionar de qué año, y en una secuencia entre créditos se deja ver el personaje de Mies Tails Prower, el joven zorro de once años y dos colas, amigo del protagonista desde que debutó en Sonic The Hedgehod 2 para Mega Drive, cuando se podía escoger con cual de los dos iniciaríamos el juego.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: