Saltar al contenido

La famosa invasión de los osos en Sicilia (La fameuse invasion des ours en Sicile ) (***1/2)

29 febrero 2020

Una idea sobre la colonización

El hijo del Rey Oso es capturado por los humanos y sus congéneres deciden invadir las tierras del valle al encontrarse en medio de un invierno en el que escasea la comida. El monarca consigue recuperar a su hijo antes de que osos y humanos terminan conviviendo. Más tarde se darán cuenta que esa simbiosis resulta muy difícil.

¿Realmente hay osos en Sicilia? ¿Fue invadida la isla por estos animales? No importa mucho, porque esta película de animación se basa en la novela escrita por Dino Buzzati y que inicialmente fue publicada por entregas basándose en las narraciones que el autor contaba a sus hijos por las noches. El propio Buzzati se encargó de los dibujos de la edición literaria y en ellos se ha basado Lorenzo Mattotti para llevar a término este trabajo, cuya mayor parte está efectuada a mano y en formato bidimensional.

El guion cinematográfico otorga más protagonismo a la pequeña Almerina, nombre que evoca a la hija del autor. Ella acompaña a Gedeone, de quien aprende trucos para entretener al respetable y ganarse de esta forma el pan. A punto de llegar a una nueva localidad, deciden pasar la noche en una cueva donde son sorprendidos por Théophile, un oso de avanzada edad. Para entretenerlo y que no se ensañen con ellos, los dos humanos comienzan a narrar la historia de la famosa invasión de los úrsidos en la isla en la que se encuentran.

Desarrollada en verso, y con unos colores vivos, entre naíf y barroco, los fondos no dejan de ser simples, pero suficientemente atractivos. Hay momentos esplendorosos, como la utilización de bolas de nieve como armas o un ballet al que asiste el Gran Duque. Su asesor y confidente, De Ambrosis, emerge como una figura capital en el relato, al margen de los verdaderos protagonistas, el Rey Oso y su hijo Tonio.

El chaval es raptado por los humanos, y cuando llega el invierno y escasean los víveres, los animales deciden descender al valle desde las montañas. Aunque lo hacen en son de paz, los soldados del Gran Duque inician la batalla. Finalmente, los invasores triunfarán y el rey encontrará a su hijo para dar comienzo a etapa de convivencia entre unos y otros. El cuento podría terminar así, pero Théophile se ríe de las creencias de los humanos. ¿Esa es toda la historia?, pregunta a Gedeone y a Almerina.

Con la exposición del viejo e imponente animal se inicia una segunda parte en la que se pone de manifiesto como Tonio se dedica a la buena vida y la comunidad muestra importantes resquicios. Realmente, se dan cuenta de que los osos y los hombres no están preparados para vivir juntos. La película cobra entonces un significado distinto. En su primera parte muestra una inercia más infantil, convirtiéndose en una metáfora a medida que se desarrolla. Hay que recordar el hecho de que Buzzati identificaba a los osos con los comunistas durante la Segunda Guerra Mundial.

Con ello no queremos decir que se trate de una obra para adultos o que muestre mensajes políticos. Todo lo contrario. La fuente es uno de los más bellos libros infantiles escritos en Italia durante el pasado siglo. Como es habitual en este tipo de propuestas, destaca la amistad, y el valor, pero incluye un aspecto que no suele remarcarse en las películas destinadas a los más pequeños: el desapego con respecto al lujo y el poder. También hace hincapié en la necesitad de aprender que tenemos todos en cualquier momento de nuestra vida.

Los vicios y virtudes del poder quedan retratados en esta producción, que los más pequeños pueden disfrutar gracias a la elemental aventura que se propone. Es necesario que los adultos lean entre líneas para considerar en su justa medida sus mayores méritos. Nos fijaremos en Salpêtre, el oso que, a base de engaños y malar artes, pretende quedarse con la corona de su rey. Como Scar en El rey león, abusa de sus triquiñuelas para hacerse con el poder absoluto. Pero al igual que Mufasa velaba por su hijo Simba, también el monarca de los osos velará por Tonio.

La buena conjunción del guion y las imágenes mejoran esta propuesta, que se convierte en un divertimento para todas edades. Destaca la animación, muy diferente a las que estamos acostumbrados a ver en este tipo de producciones. Aunque más elemental que las que proceden de los Estados Unidos, su colorido y la definición de los personajes resulta muy original y entretenida. Incluso, hay momentos plausibles, y nos referimos únicamente a los ya relatados. Cuantos más personajes inundan la pantalla, y en ocasiones hay cientos, su atractivo nos parece mayor.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: