Saltar al contenido

Las vidas de Marona (L’extraordinaire voyage de Marona) (***1/2)

13 marzo 2020

Una vida para recordar

Tras sufrir un accidente, una perrita rememora como ha sido su vida y los distintos amos que ha tenido. Con su turbadora inocencia y una simpatía innegable, el animal iluminó la vida de quienes compartieron la suya. Principalmente, a lo largo de tres etapas: la niñez, la juventud y la madurez.

Nada más comenzar la proyección no dejamos de sorprendernos. Las imágenes nos despistan. No parecen nítidas. Tal vez, se haya intentado un dibujo difuminado bidimensional. Paulatinamente, nos acostumbramos a una animación con la que no estamos familiarizados. Todo parece cobrar movimiento mientras una perrita llamada Marona, que ha sufrido un accidente, comienza a rememorar como ha sido su vida. Se trata de la última propuesta de la cineasta rumana Anca Damian, nominada al mejor film europeo de animación. Fue la primera mujer que recibió el Premio Audientia, concedido por Eurimages -2016-.

Visualmente, la película no admite comparaciones. Su técnica es única, combinando lo tradicional con una artesanía moderna e incluso pinceladas de teatro negro. A ello hay que añadir una música descriptiva y alegre de Pablo Pico. De esta forma, se completa una propuesta que enamorará a los amigos de los perros. La historia es conmovedora, aunque también triste, y por momentos sombría. Capaz de entretener a los más pequeños, es un aliciente para los mayores gracias a su particular puesta en escena.

Hay tres etapas muy definidas en esta película, ya que se relacionan con los períodos de la niñez, la adolescencia y la madurez de Marona. Tres amos distintos y cada uno de ellos con una visualización diferente relacionada con su personalidad. Sucede lo mismo con los diferentes entornos que se representan. Tanto los personajes más cercanos a la perrita como todos los secundarios tienen interés y están bien definidos dentro de su complejidad, ya que cada uno de ellos tiene sus particularidades positivas y negativas.

Encontramos primero a Manole, un acróbata que busca darle un sentido poético a la vida. Es solitario y también melancólico. Su hábitat proviene de la ensoñación. Un microcosmo que cualquier infante puede tener en su mente. Todo es posible a su alrededor. Itsvan es un constructor no demasiado hábil que también se muestra extremadamente sentimental. Ahora asistimos a un concepto mucho más estricto. La adolescencia impone normas bastante más rectas que las vistas hasta ahora.

Princesa y vagabunda al mismo tiempo. Así es Solange, egoísta y a la vez capaz de compartir emociones con los demás. Su universo podría encontrarse en medio de los dos anteriores. Hay que aceptar las cosas como vengan dadas, podría ser la máxima que la defina. De este modo, Marona va creciendo y evolucionando a través de sus experiencias con los diferentes propietarios con los que se ha cruzado por una u otra razón.

Lo que no hay duda es de que esta producción francesa muestra una calidad que no sospechábamos. Creada por una mujer camino de ser sexagenaria, propone una alternativa diferente y meritoria a las líneas clásicas del género. El origen rumano de Anca Damian posiblemente le ha posibilitado tener un mayor acceso a filmes rodados en Centroeuropa. Los animadores checos influyeron en muchos cineastas gracias a su técnica, pero también a su temática. Acreedora de un mestizaje visual, exhibe una película vigorosa e imaginativa. Un goce para los sentidos y para todo tipo de público.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: