Saltar al contenido

The Souvenir (***)

23 abril 2020

Un amor incontrolado

Durante una fiesta con sus compañeros una estudiante de cine conoce a un tipo misterioso llamado Anthony. Tras iniciar una vida juntos, la muchacha gasta su dinero y el que pide prestado a sus padres para satisfacer a su enamorado. Viajan a Venecia y es ella quien se encarga de hacer frente a los gastos.

Esta producción británica fue una de las gratas sorpresas en el Festival de Sundance de 2019. Tanto es así que se alzó con el Premio del Jurado antes de acumular nueve nominaciones en los British Independent Film Awards. Mezcla con sabiduría el drama con el romance en una historia que transcurre en los años ochenta y que fue escrita y dirigida por Joanna Hogg. Ella se lleva los mayores méritos junto a su estrella debutante, Honor Swinton, hija de Tilda Swinton, quien también ejerce de su madre en la ficción. Algo habría visto Martin Scorsese sobre el papel para respaldar su producción.

Arranca en una fiesta juvenil en la que una estudiante de cine, Julie -Honor Swinton-, conoce a Anthony -Tom Burke-. Se trata de un tipo extraño que dice trabajar en el Foreign Office. No tardan en congeniar y establecerse juntos. Julie demuestra su apasionamiento y su entrega en todo aquello en lo que se involucra. Los hace con su pareja y también con el trabajo cinematográfico que lleva a cabo sobre un niño, su madre y la convivencia de ambos en la ciudad de Sunderland.

Paulatinamente, se van sumergiendo en una extraña espiral en la que se pasa de las invitaciones de él a que sea ella quien tenga que hacer frente a todos los gastos. Incluso, pidiéndole dinero a sus padres, que viven en el campo, y asegurando que es para hacer frente a los cargos que se desprenden a causa del rodaje de su película. El comportamiento de Anthony es cada vez más extraño, incluso cuando viajan a Venecia como dos enamorados más. Él ha tenido relaciones estables con anterioridad, y con tres de sus compañeras viajó a la Ciudad de los Canales, aunque una de sus parejas se suicidó.

Todo apunta a que Anthony es un drogadicto. La primera sospecha se produce cuando llega a casa con prendas de ropa interior que pide a Julie lucirlas para él. Es entonces cuando la chica advierte unas extrañas marcas en sus brazos. No hay dinero que llegue, e incluso decide robar las joyas y los efectos personales más valiosos de la muchacha, incluida su cámara, para satisfacer su adicción.

Aunque pueda tener sus detractores por el hecho de que habrá espectadores que no lleguen a entender como un idilio tan tóxico pueda dilatarse tanto en el tiempo, el film muestra un poderoso equilibrio entre lo premeditado y lo instintivo. Dos personas en sintonía, aunque con muy pocos puntos en común bailan lo que podríamos definir como su último tango en Venecia. Naturalmente, tras una experiencia como esa lo normal es que cualquier persona tras superarla se haya transformado en algo diferente Esa es una de las consecuencias de esta historia de carácter autobiográfico junto con el hecho de recordar las cosas buenas cuando vienen mal dadas.

En ese sentido, la película brilla con luz propia y se convierte en un magnífico ejemplo de cómo el amor virulento, o incluso el desamor, se mantiene cuando la ruptura es lo único aconsejable. Anthony aleja a su pareja de su zona de confort, de sus amigos y hasta de su familia. Aunque Julie sea muy vulnerable, muestra toda su fortaleza para ayudar a la persona que ama. Contrariamente a lo que suele suceder, Venecia marca el principio del fin y condena la historia hacia la tragedia.

Joanna Hogg se encarga de delimitar cada uno de los aspectos de su film. Cuenta con intérpretes que le ayudan en su trabajo y viste al introvertido y enigmático Anthony con ropa oscura mientras que reserva los tonos pastel para Julie. No se preocupa por sacar demasiado partido a los exteriores para centrarse en la relación de pareja. Por ello presenta a Venecia con niebla, como para aseverar los nubarrones incipientes que ya amenazan la harmonía de sus protagonistas. El duelo entre las dos Swinton no podía dejarlo escapar y muestra a ambas esperando la llegada del misterioso enamorado en la que Rosalind, la madre de la protagonista, demuestra solo por sus gestos que está dispuesta a cualquier sacrificio por su hija.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: