Saltar al contenido

El captor (Stockhom) (**)

21 mayo 2020

Orígenes del Síndrome de Estocolmo

En el año 1973 se produjo en la capital Suecia el primer atraco a una sucursal bancaria. A medida que transcurría el incidente, en el que un chapucero asaltante retuvo a varios rehenes, estos comenzaron a ponerse del lado de su captor, dando origen a un conocido síndrome avalado por los psiquiatras.

Los hechos ocurrieron el 23 de agosto de 1973 cuando un ciudadano sueco llamado Erik Olsson intentó atracar el Banco de Crédito de Estocolmo. Esa circunstancia ha dado pie a una recreación muy particular de los hechos a cargo del cineasta canadiense Robert Budreau. En su anterior film, Born to Be Blue -2015-, centrado en la figura del trompetista de jazz Chet Baker, contó con la presencia de Ethan Hawke en uno de los papales más relevantes de su carrera. El actor tejano repite bajo sus órdenes y vuelve a dar la talla con un personaje muy distinto, que se asoma al histrionismo sin dejar de lado la pantomima.

El texto que puede leerse al comienzo del film no deja lugar a dudas al afirmar que se trata de una historia absurda pero real. Efectivamente. Si se debiera a la imaginación de cualquier guionista pensaríamos que había perdido el norte o que se propuesta estaba llena de situaciones tan absurdas pero increíbles. Sin embargo, los hechos discurrieron parejos a la forma en que se nos cuentan, aunque Budreau ha elegido centrar su película en una historia de atracos más que bucear en la mente de sus personajes y en cómo se desarrolló el Síndrome de Estocolmo, bautizado así tras este suceso en el que los rehenes se pusieron del lado de los atracadores, e incluso se negaron a acusarles durante el juicio.

El personaje central es un fanático de Bob Dylan, se viste con la bandera tejana en primer plano y sombrero de cowboy haciéndose llamar Kaj Hansson, aunque después sería identificado por la policía como Lars Nystrom. Su intención principal no era robar, sino que liberasen a un colega encarcelado, Gunnar Sorensson -Mark Strong-. Armado con una ametralladora, pistolas y granadas, se quedó con tres rehenes, dos mujeres y un hombre, una menos de las afectadas en el suceso real. La principal fue Bianca Lind -Noomi Rapace-, quien llegó a sentir un evidente interés amoroso por la figura de su captor.

Omo se puede apreciar, los nombres reales no se han respetado en el largometraje, pero sí algunas de las circunstancias que se produjeron durante el suceso, como la célebre frase en la que uno de los rehenes manifestó que no tenían miedo de los asaltantes y sí de la policía. Igualmente, se recuerda el hecho de que colocaron sogas alrededor de su cuerpo. Pese a ello, todos sin excepción se pusieron del lado de los atracadores para contrariedad del decidido responsable policial, el jefe Mattsson -Christopher Heyerdahl-.

Como película de atracos a pesar del histrionismo de su protagonista y de su chapucera forma de actuar, es convincente. Destila humor por los cuatro costados, lo que permite juzgarla casi como una parodia por mucho que no lo fuera en realidad. Precisamente, esa vertiente de comedia, y la actuación de Hawke, ayudan a paliar que la acción transcurra casi exclusivamente en el recinto cerrado de la sucursal bancaria. Esos dos aspectos y el ritmo aportado por su responsable permiten que nos encontremos ante un producto ágil, construido con dinamismo y hasta cierto punto convincente.

Sin embargo, no entra a valorar la verdadera esencia del Síndrome de Estocolmo, que un año después alcanzó su cénit con Patricia Hearts y sus captores. La relación entre Bianca y Lars no parece sostenerse únicamente por lo que se nos muestra y los otros dos retenidos parecen meras comparsas. El Síndrome de Estocolmo, por tanto, no está bien razonado en esta propuesta que, por otra parte, se ratifica como un producto comercial y simpático.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: