Saltar al contenido

The Outpost (***)

24 julio 2020

A merced de los talibanes

Un equipo de medio centenar de soldados estadounidenses son destacados a un puesto fronterizo en Afganistán. La ubicación no es muy eficiente, ya que se encuentra situada en una hondonada y resulta un blanco fácil para los talibanes. De todas formas, su misión es llegar a acuerdos de paz con los habitantes locales.

En 2012 un corresponsal de la CNN llamado Jake Tapper escribió un libro de no ficción detallando los pormenores de la Batalla de Kamdesh, desarrollada en Afganistán dentro de la Operación Libertad Duradera. La película de Rod Lurie, responsable del malogrado remake de Perros de paja narra el enfrentamiento de 53 soldados norteamericanos atacados por, al menos, cuatrocientos talibanes en un enclave cuya defensa no parecía demasiado segura al estar situado al fondo de una especie de caldera, en la base de tres empinadas montañas y a tan solo catorce kilómetros de Pakistán.

Un texto al comienzo nos informa de que ese destacamento era conocido entre las fuerzas norteamericanas como emplazamiento Custer. Eso ya nos da idea de lo que nos vamos a encontrar: un grupo de soldados estadounidenses atacados por una fuerza mayor en número dispuesta a masacrarlos, como sucedió en Little Bighorn. A lo largo de dos horas asistimos a una primera parte de presentación de los personajes y a una segunda de tiroteo casi constante. Rod Lurie nos sitúa de lleno en el centro de la acción, al estilo de Salvar al soldado Ryan, como si estuviéramos en medio de la refriega.

Al inicio, unos rótulos ponen de relieve los nombres de los personajes que van apareciendo. Se nos olvidarán enseguida, salvo los más importantes. Principalmente, por la presencia de ciertos actores más reconocidos, como Orlando Bloom, Caleb Landry Jones, Scott Eastwood y Mio Gibson. Estos últimos, hijos de padres más famosos y peores actores que ellos. La exposición sigue adelante, narrando los peligros del puesto fronterizo, muy a merced de ataques exteriores. Afortunadamente, cuentan con un mortero como arma principal.

La vivencia de los soldados, salpicados por ataques o emboscadas que provocan la sustitución de algunos elementos, se adorna con los sentimientos y aficiones de los más destacados. Se procura dar mucha más profundidad a los personajes en relación a cintas de similar temática. En esto, el cine de Hollywood es recurrente, puesto que ofrece decenas de ejemplos en las que un mínimo grupo de combatientes debe enfrentarse a una fuerza muy superior en número. El propio Orlando Bloom ya tuvo su propia experiencia a las órdenes de Ridley Scott en Black Hawk derribado.

Al mismo tiempo, los responsables de las fuerzas de ocupación debían entablar una comunicación responsable con los lugareños, ofreciéndoles dinero para escuelas o diversas iniciativas comunitarias. No debemos olvidar que ellos también estaban expuestos a la furia de los talibanes. El carácter de western que muestra la película desde la referencia al general Custer prosigue con este tipo de reuniones, semejantes a una especie de entente en el que los dos bandos fuman la pipa de la paz.

Es una parte con bastante diálogo, en cierto modo algo reiterativa, que da paso a una acción sin límites, con un montaje bien diseñado. Cuando parece que el largometraje se desmorona sin que llegue a un desenlace que se aguarda desde el inicio, todo se vuelve actividad, frenesí y tiroteo impenitente. Parecen dos propuestas distintas, aunque resultan complementarias en una producción que finalmente se ha estrenado en las plataformas de pago por visión debido a la escasez de pantallas tras la pandemia de la Covid-19.

Es una cinta destinada a más altas cotas, mucho más disfrutable en una gran pantalla, que enlaza perfectamente con las apuestas de hazañas bélicas que tienen Afganistán como fondo. Hay coherencia en la puesta en escena y nos mantiene aferrados a la butaca. El conjunto aúna con acierto la guerra moderna con una factura de western. Sin ser una obra maestra ni estar a la altura de las mejores producciones de este tipo, cumple con dignidad y se muestra superior a la media.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: