Saltar al contenido

Trasto (***)

20 agosto 2020

Perro rico, pedro pobre

Un terrier muy mimado se encuentra en la calle tras el fallecimiento de su acaudalada propietaria. A su herencia optan dos sobrinos gemelos que tienen que demostrar en tres días su amor por la mascota. No dudan en contratar a un detective especializado al comprobar que el perro ha desaparecido.

Viendo el inicio de esta película a quien no le gustaría ser un perro. Claro que hay que llamarse Trasto, ser un terrier y vivir en la mansión de Sarah Vanderwhoozie. En ella, el mayordomo James se encarga hasta de limpiarle el hocico cuando come sentado en la misma mesa que su propietaria. Incluso, nada menos que el famoso adiestrador César Millán se encuentra a su servicio. Cuando su propietaria fallece repentinamente entran en escena sus avariciosos sobrinos, dos gemelos adultos llamados Claire y Norbert. El testamento de la adinerada mujer señala que la pareja no puede acceder a sus posesiones si no demuestran en tres días su amor por la mascota.

La vida de Trasto transcurría en una especie de palacio y, circunstancialmente, se encuentra dentro de un camión de objetos pocos valiosos de los que se quieren desprender los gemelos. Poco después termina enfrentándose a unas ardillas después de que les hiciera perder su provisión de nueces. Ellas le roban su collar y se convierte en un perro tan callejero como Rousey, con quien inicialmente tiene sus más y sus menos, pero que será un referente a lo largo de la aventura. En su primer encuentro se entremezclan con el famoso chef francés Ludo Lefebvre y una aspirante a cantante llamada Zoe Bell. El personaje central ha pasado de ser un perro rico a convertirse en un perro pobre.

El comienzo, con la ampulosidad de la inmensa morada de la Sra. Vanderwhoozie nos remite a otras aventuras similares, especialmente Corgi: las mascotas de la reina. El desarrollo posterior también es similar, con la particularidad de que aparezcan personajes reales en su versión animada y las ardillas como elementos antagonistas, con movimientos de baile similares a un John Travolta cabreado. Otra aportación novedosa es la contratación por parte de Claire y Norbert de un detective privado para dar con el paradero del perro extraviado. Se trata de Thurman Sánchez, una especie de sosias de Ace Ventura.

Esta producción canadiense nos llega de la mano de Kevin Johnson, que rubrica de esta forma su primer largometraje en solitario. Se trata de una historia animada por computadora que cumple con su objetivo de convertirse en una propuesta familiar. Su contenido es amable, aunque poco original. Su autor se luce en la primera secuencia. Un único plano en el que el vuelo de una mariposa nos lleva desde el exterior al interior de la mansión en la que Trasto vive como un auténtico monarca. Aunque la dimensión del lepidóptero pueda extrañar, esa puesta en escena es bastante llamativa.

No hay sobresaltos en la continuación. La historia es más o menos previsible y ya se sabe de antemano que culmina con la reivindicación de los perros callejeros y el castigo a los que acumulan pecados capitales. Aunque pudiéramos poner algunas trabas al guion, en especial con algunos giros que van más destinados a convencer a los más pequeños que hacer el bien y ayudar a los demás siempre tiene su recompensa, está contada con mimo y sin estridencias. Ante todo, sus responsables se preocupan de que no existan valles que desemboquen en desinterés. En cada secuencia pasa algo y todo ello está hilvanado con naturalidad, lo que supone al activo más interesante de este film.

From → General

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: