Saltar al contenido

Los nuevos mutantes (The New Mutants) (*1/2)

29 agosto 2020

Aspirantes a X-Men

Cinco jóvenes mutantes, que todavía no controlan sus actividades, son confinados contra su voluntad en unas instalaciones secretas. Bajo la supervisión de una inclemente doctora lucharán por superar su pasado y, de paso, salvarse a sí mismos de los peligros que les acechan.

Más de cuatro años ha estado dando tumbos esta coproducción de Fox y Marvel que, tras la absorción de aquella ha pasado a manos de Disney, compañía que tampoco ha mostrado demasiado interés en ella. Si miramos los antecedentes, comprobamos que hubo, incluso, una enmienda a la totalidad y se pensó en rehacer nuevamente el proyecto. La inversión no había sido demasiado importante si tenemos en cuenta otras películas de este tipo, y tampoco hubiera sido demasiado oneroso en opinión de sus responsables.

Basado en el cómic correspondiente, John Boone se ha encargado de su primer film de estas características después de dos dramas románticos. Probablemente, la amistad que surge entre dos de los personajes centrales sea su mejor aportación a una historia que tiene más de ciencia ficción que de terror, pese al posicionamiento del conjunto. El aspecto claustrofóbico derivado de la reclusión de cinco jóvenes mutantes en unas instalaciones secretas puede que sea el aspecto que más se acerque a esta temática.

Los protagonistas ofrecen diversidad para contentar a todos los sectores. Mirage, el alter ego de Dani Moonstar -Blu Hunt-, que fue apartada de la reserva india correspondiente, puede crear ilusiones a partir de los deseos de los demás. Tras el demoledor ataque de una bestia infernal despierta en un lugar ignoto donde se le convencerá de que tendrá que aprender a usar sus habilidades. Allí se encuentra con otros cuatro mutantes con el denominador común de haber sufrido una tragedia personal. Se hace amiga de Rhane/Wolsbane, una escocesa con la habilidad de transformarse en lobo.

Ilyana/Magik -Anya Taylor-Joy- es una muchacha rusa, hermana de Colossus, que lanza discos que le permiten la teletransportación. Samuel/Cannonball -Charlie Heaton- es de Kentucky y se impulsa a gran velocidad por el aire, momento en el que resulta indestructible. Finalmente, Roberto/Sunspot -Henry Zaga- viene de Brasil y posee la capacidad de manipular la energía solar. Todos ellos quedan a recaudo de la doctora Cecilia Reyes -Alice Braga-, que trabaja para la Corporación Essex y representa a la antagonista de la historia. En principio, sus reclusos parecen predestinados a ultimar su entrenamiento para unirse a los X-Men. Al menos, es lo que piensan.

Cada uno de ellos, como decíamos, arrastra una lacra de su pasado. Por ejemplo, Roberto mató a su novia e Ilyana fue perseguida por hechos de su infancia y por unos seres de otro mundo llamados Smiley Men. La parte fundamental es la de Dani, que también es el personaje más definido, dentro de una exposición bastante lineal de cada uno de ellos. Circunstancia que podríamos extender a toda la propuesta. Los efectos visuales, que deberían representar un punto álgido se quedan muy por debajo de cualquier proyecto de súper héroes.

La utilización del fuego es el aspecto más interesante, por encima de las presencias de los Smiley Man y de la eclosión final con la aparición de un cruel oso-demonio al que tendrán que enfrentarse los protagonistas. Ellos son aspirantes a X-Men y la película también pretende acercarse a la saga de Marvel, aunque no lo consigue. Para ello, le falta intensidad y un deseo ferviente de que el proyecto tenga trascendencia. Parece más una obra de aliño para seguir explotando un género que, hasta el momento, resulta más efectivo en taquilla que en su nivel cualitativo.

Tampoco se puede decir que la película sea un fiasco. Se ve y se olvida, aunque se pasa el rato y no molesta. Apenas hay novedades, por lo que los aficionados a este tipo de propuestas sentirán que se trata de una obra de arte menor. Tampoco intuimos que tenga importantes aspiraciones. La sobriedad y la modestia son su denominador común, tanto en el presupuesto, como en la ambición general. Ya hemos visto suficientes largometrajes de este estilo como para dejarnos sorprender por uno de estas características. Quizá, si nos hubiéramos mantenido al margen de las adaptaciones de Marvel o DC Comics pudiera resultar original y sorprendente. Con el panorama actual resulta todo lo contrario.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: