Saltar al contenido

Un acuerdo original (L’amour flou) (***)

31 agosto 2020

Se quieren, pero no se aman

Después de una década juntos, con dos niños y un perro, Romane y Philippe se separan. Han perdido la pasión y ya no se aman, pero se quieren. Por eso, ante la incredulidad de quienes le rodean llegan a una decisión salomónica: vivirán en un apartamento separados, aunque comunicados por la habitación de los niños.

El amor difuso o como separarse y quedar como amigos serían las traducciones al español del título original francés y de la versión italiana de este entrañable film que constituye el debut en la dirección de sus dos protagonistas, Romane Bohringer y Philippe Rébbot. Ellos mismos escribieron la historia basándose en su propia experiencia, la de una pareja que decide separarse después de diez años de matrimonio y dos hijos en común. También un perro. El acuerdo original del título español consiste en que ambos vivirán en un apartamento de manera independiente, aunque comunicado por la habitación de los chavales, Rose y Raoul, sus hijos también en la vida real.

Aunque alguno acudiese a la sala de exhibición sin conocer el más mínimo detalle de esta historia, la presentación de la familia Rebbot-Bohringer y la canción de fondo ya nos pone en situación. Se trata de Les divorcés, grabada por el desaparecido Michel Delpech en 1981. La niña se podrá quedar con los abuelos en el mar mientras lo resolvemos todo… El abogado no encuentra nada que te excuse… El piso quédate con él… Yo sé que antes o después te lanzarás a la batalla… Si entre tu y yo todo acabó, la vida sigue sin los dos. Era la versión de un hombre afectado por la separación. En el film, los dos miembros de la pareja no se tiran los trastos a la cabeza ni hacen un drama de la situación.

A pesar de que Lou, la hermana de Romane, insiste en que cuando alguien se separa debe pone tierra de por medio ellos deciden vivir juntos, aunque independientes. Tanto, que casi resultan inseparables y hasta uno de ellos llega a regalar un anillo de separación en una secuencia enternecedora. Sus amigos no entienden la situación y los padres de ella -Richard y Astrid- tampoco lo asimilan en primera instancia. Luego están las psiquiatras, Brigitte Catillon la de ella y Aurélia Petit la de él. Todos contribuyen a una comedia fresca, original en muchas fases y con una inteligencia poco habitual.

Romane y Philippe se agradecen mutuamente el tiempo pasado juntos, sus hijos y otras cuestiones de su convivencia. Podríamos decir que están hechos el uno para el otro, y sin embargo han perdido la llama que los llevó al matrimonio. La decisión final de una vivienda conjunta separada por la habitación de los chicos les complace mutuamente. No lo entienden así sus más allegados, quienes afirman que su postura encajaría perfectamente en una película. Esa afirmación fue el germen de esta propuesta en la que no podía faltar la vivienda diáfana y su posterior distribución.

Los actores están entregados y les ayuda interpretarse a sí mismos, aunque en el caso de Philippe Rébbot, por cuya fisonomía dan ganas de darle una limosna, reconoce que exageró algunas partes del guion. El desarrollo fluye entre aspectos entretenidos, siempre más próximos a la comedia que al drama. Algunas situaciones son originales y divertidas. Otras, preferentemente las que tienen que ver con sus relaciones amorosas independientes, se presentan menos insólitas. Por ejemplo, la luz roja que deciden colocar cuando están en situaciones comprometidas.

Al margen de todo ello, se nota sinceridad. Los dos responsables se desnudan metafóricamente ante las cámaras, si buen no dejan de mostrar en todo momento su atracción mutua. En una secuencia en la que ambos hablan a través de sendos megáfonos se demuestra el talante de la producción. En situaciones así, la mayoría de tiraría los tratos a la cabeza. Ellos dan lugar a una escena simpática que incrementa la empatía de ambos con el espectador.

 

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: