Saltar al contenido

Coco, el pequeño dragón (Der kleine Drache Kokosnuss – Auf in den Dschungel! ) (*)

13 septiembre 2020

Aventuras en la jungla Un verano movidito

Un pequeño dragón llamado Coco está muy contento porque se marcha al campamento de verano junto a sus mejores amigos. Una vez en su destino comenzarán los problemas con la aparición de dragones de aguas silvestres y la presencia de plantas carnívoras.

Las aventuras de Coco, un pequeño dragón que tiene problemas para volar saltó al celuloide desde los libros infantiles. Su creador fue el alemán Ingo Siegner, que publicó diversos volúmenes protagonizados por este simpático y elemental personaje. El protagonista vive con sus congéneres en una isla y está rodeado de otros personajes entrañables, como su hermano Óscar, el único vegetariano de la familia, y Matilda, una puercoespín que no tiene ni voz ni voto en ese entorno.

Tras un primer film, rodado en 2014, le llegó el turno, cuatro años después, a una segunda entrega que se ha puesto en manos de Anthony Power, que tiene en su haber otras dos producciones animadas. Por ejemplo, La leyenda del pirata Barbanegra. Se supone que debería de proporcionar a esta saga el salto de calidad necesario para ampliar la difusión de estos personajes por todo el mundo. A la vista del resultado final, es muy difícil que pueda competir con otras propuestas de animación en 3D, ya que muestra un guion muy ligero y una aventura bastante previsible.

Su mayor mérito es que va dirigido a un segmento de edad para el que resulta muy complicado encontrar largometrajes. Nos referimos a los chavales de entre cuatro y ocho años, que sí podrán rendirse ante unos personajes que resultan simpáticos, aunque no guarden ni ellos ni los objetos una perspectiva realista. Tantos ellos como los objetos y decorados mantienen una línea simplista que contrasta con la exuberancia a la que nos tienen acostumbrados otras propuestas del género. Es difícil que encontremos aquí algún detalle que se haya quedado en un según plano o que requiera una nueva lectura.

Después de una artimaña, Coco consigue que su amiga Matilde vaya de polizón en el barco que los llevará hasta el campamento. Está encantado y dispuesto a pasar unas vacaciones inolvidables. Muy pronto llegan las complicaciones, especialmente cuando aparezcan los antagonistas. Se trata de los dragones de aguas salvajes y de plantas carnívoras que vienen a romper la armonía del grupo.

La historia mantiene todos los ingredientes de las películas de animación destinadas a los más pequeños, como la amistad y el compañerismo, Serán ellos los únicos que van a disfrutar con ella. Más de dos años ha tardado en estrenarse en España y el conjunto resulta demasiado sencillo y escasamente apasionante para los que tengan más años. Todo sea en aras de entretener a los benjamines de la casa.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: