Saltar al contenido

La mujer ilegal (**)

9 noviembre 2020

Oscuridad en los centros de internamiento

Un veterano abogado en el ocaso de su carrera se preocupa por conseguir permisos de residencia a los inmigrantes que llegan a España. Cuando una mujer muere en un centro de internamiento para extranjeros comienza a destapar una red mafiosa relacionada con la prostitución.

Los documentalistas Xavier Artigas y Xapo Ortega rodaron en 2018 Idrissa: Crónica de una muerte cualquiera. En ella se hacía referencia a un inmigrante que había fallecido la Noche de Reyes de 2012 en el Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) ubicado en la Zona Franca de Barcelona. En La mujer ilegal se hace referencia al suceso, como una de las muertes sin esclarecer en esas dependencias. En este caso, se recurre a la ficción para presentarnos elucubrar acerca de estos hechos.

El film es una nueva colaboración entre el actor bonaerense Daniel Faraldo y el cineasta ilerdense Ramón Térmens. Ambos son coautores del guion, como ya sucediera en Negro Buenos Aires y La ley del cártel. Se nos presenta al veterano abogado Fernando Vila, ocupado en conseguir papeles de residencia a los inmigrantes ilegales que se acercan a su desvencijado despacho. Da pie a situaciones personales graves, pero también a algunas sonrisas, como la presencia de Samir -Ahmad Alhamsho-, que revende sus salvoconductos para alimentar a su familia. Hay una aproximación al documental que se completa con la alusión a diversos hechos históricos narrados en off.

La mujer ilegal en el prostíbulo

Una compañera de profesión encarga a Fernando que defienda a una inmigrante que ejerce la prostitución. Se trata de Zita Krasniqi -Klaudia Dudová-, quien fallece al día siguiente de entrar en el CIE. La versión oficial es que se ha suicidado. El letrado duda de que se hubiera quitado la vida voluntariamente y comienza a investigar junto a una activista -Godeliv van den Brandt-. De esta manera llega a conocer a una nigeriana llamada Okoro -Yolanda Sey-, que era su mejor amiga. Trabaja en un establecimiento de alterne dirigido por una pareja -Gorka Lasaosa y Montse Germán-, en clara connivencia con la policía.

El inspector Oriol Cárdenas -Isak Férriz- hace y deshace a su antojo. Es quien controla la zona del puerto y el paseo donde los manteros tienen su hábitat, y también los lupanares. Está en clara connivencia con el director del CIE -Boris Ruiz-. A través de la investigación del protagonista salen a la luz los desmanes que se llevan a cabo por parte de las autoridades, e intenta que los culpables sean castigados.

Con una puesta en escena algo torpe, el guion camina con seguridad hasta un desenlace menos brillante. La exposición es muy interesante, y se ponen de manifiesto las vicisitudes de los inmigrantes ilegales, especialmente aquellos que cruzan el estrecho en embarcaciones para dos decenas de personas y en las que viajan más de un centenar. Muchos de ellos, incluso, no saben nadar. También se evidencian los viajes con engaños de las muchachas del Este de Europa que termina obligadas a ejercer la prostitución. Sin olvidarnos de los chanchullos que se efectúan con los pasaportes.

Varios frentes dramáticos

No es menos cierto que la exposición resulta bastante benevolente con los ilegales, y se obvian las mafias que controlan a los manteros para hacer hincapié en la corrupción policial y en aquellas personas sin escrúpulos que explotan con total impunidad a las mujeres. No es la única vertiente de esta historia, porque se extiende a las dificultades que tienen muchos inmigrantes ya legalizados para alimentar y dar un techo digno a su familia.

Por si ello no bastase, el dúo Térmens-Faraldo se enfrasca con otras problemáticas. La esposa del abogado -Ángel Bassas- sufre de un cáncer en estado muy avanzado. Decidida a no sufrir más con nuevas sesiones de quimioterapia, decide poner fin a su vida. La eutanasia emerge en medio del conflicto de la inmigración, lo que lleva la película hasta las dos horas de duración porque se pretenden dejar los menores cabos sueltos posibles. Demasiado extensa en conjunto, puesto que podría haberse aligerado bastante y dejar algunas temáticas para nuevos proyectos.

Conclusión

Propuesta interesante, que expone los graves problemas de la inmigración ilegal. Además, pretende tocar otras situaciones dramáticas lo que resta fuerza a la línea principal y complica su duración.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: