Saltar al contenido

De Gaulle (**1/2)

17 noviembre 2020

El lado humano de la guerra

Charles de Gaulle fue ascendido a general en los albores de la II Guerra Mundial y antes de ser degradado cuando se opuso al gobierno colaboracionista del mariscal Petain. Desde Londres dirigió la Resistencia de su país al grito de Francia no está sola. Mientras, tuvo que soportar la separación de su familia.

Está claro que todos debemos conocer al general Charles de Gaulle. Héroe de la Resistencia francesa desde su despacho londinense y posterior presidente de la V República. Los franceses saben al dedillo sus gestas, pero en el resto del mundo, sobre todo entre los jóvenes, no es más conocido que Dwight D. Eisenhower fuera de los Estados Unidos.

Gabriel le Bomin, que ya nos ha dejado otros relatos centrados a comienzos de la década de los cuarenta en el siglo XX, se esfuerza por construir una figura amable, chauvinista y triunfadora de Charles de Gaulle. Le ayuda sobremanera la ajustada actuación de Lambert Wilson, bien caracterizado como ese militar ambicioso y recto, recién nombrado general para formar parte del Gobierno de Paul Reynaud -Olivier Gourmet-, un presidente retratado como persona pusilánime e indecisa.

La figura central de este biopic había destacado en la Primera Guerra Mundial, donde ya se demostró su carácter contestatario. Discutió la actuación de otros oficiales antes de convertirse en mano derecha de Petain -Philippe Laudenbach-, a la postre nombrado mariscal y que, pese a la oposición de De Gaulle, terminó firmando un armisticio con los alemanes. Afortunadamente para el recién ascendido a general, Reynaud lo había enviado a Londres donde, tras convencer al premier británico Winston Churchill -Tim Hudson. Se puso al frente de la Resistencia de su país, secundado por Georges Mandel -Gilles Cohen-.

Ayudaron mucho las alocuciones radiofónicas difundidas por la BBC en las que asentó la frase Francia no está sola, lo que elevó el ánimo de sus conciudadanos. En la película se destacan los aspectos más positivos de su biografía durante 1940. Churchill parece un político de segunda división comparado con la valía de aquel militar degradado por quien fuera su propio benefactor.

La biografía de Charles de Gaulle tiene muchos puntos destacables. No solo este pasaje, sino sus arrestos durante el conflicto bélico y la forma en que llevó a su país a la V República de la cual fue presidente electo poco años después. No solamente eso, ya que cabe recordar su férrea oposición a los Estados Unidos, lo que le llevó a sacar a su país de la OTAN. Sin embargo, la clave del largometraje está en su defensa de Francia y las vicisitudes de su esposa e hijos para reunirse con él.

El contacto por correo desde la capital británica con Yvonne de Gaulle -Isabelle Carré- fue interrumpido. Tanto ella como sus tres hijos, entre los que estaca la pequeña Anne -Clémence Hittin-, aquejada de síndrome de Down, tuvieron que buscarse la vida. Deseaban llegar a Argel, pero el destino jugó a su favor trasladándolos por mar hasta Gran Bretaña a bordo de un navío holandés.

Esa es la parte más dramática. Las secuencias con Anne, casi siempre en flashback, buscan la lágrima fácil, pero el film nunca consigue mezclar con acierto las dos líneas principales. Se ofrecen imágenes bélicas, rodadas sin gran ampulosidad aunque efectivas. De todas maneras, en ningún momento llegamos a sentir intranquilidad por la suerte de los familiares del protagonista, acompañados siempre por la fiel Marguerite Potel -Catherine Mouchet-. Únicamente, un sueño de Yvonne provoca cierta angustia en el patio de butacas.

Hay algunos detalles en el guion que presagian un metraje muy superior al definitivo. Algunas alusiones quedan prácticamente en el limbo. Por todo lo expuesto, el relato, más ambicioso que su resultante, se muestra deslavazado. Es indudable, que Charles de Gaulle merece otra revisión fílmica, menos apasionada y más completa.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: