Saltar al contenido

La familia Bigfoot (Bigfoot Family) (**1/2)

19 diciembre 2020

Ecología y popularidad

Bigfoot, integrado en la sociedad, quiere aprovechar su alta penetración social apoyando una buena causa: proteger una reserva natural en Alaska. Cuando desaparece, su esposa y su hijo Adam, ayuda do por sus animales domésticos, con los que puede comunicarse, se disponen a encontrarlo y ayudarle en su empeño.

Tres años después de presentarnos a Adam, el hijo de Bigfoot, se estrena esta secuela dirigida por los dos cineastas belgas que hicieron posible la anterior. Repite, por tanto, Jeremy Degruson y también Ben Stassen, fundador hace una década de los estudios Nwave, y responsable de títulos como Corgi: las mascotas de la reina o las dos entregas de Las aventuras de Sammy.

Comienza la narración recordándonos como Bigfoot había estado oculto en el bosque durante años después de que los científicos de una empresa intentaran capturar su ADN para llevar a cabo experimentos poco recomendables. Ahora, resulta muy popular y es entrevistado en televisión por estrellas del medio como Emma. Le ofrecen contratos de todo tipo, pero él desea acudir en apoyo de causas solidarias. Por ejemplo, el reclamo que llevan a cabo dos entusiastas para detener una serie de prospecciones petrolíferas en Alaska.

La notoriedad de su padre la soporta difícilmente su hijo Adam, acosado en el colegio por cazadores de autógrafos. Además, no se le ve contento cuando su progenitor decide viajar al estado más septentrional del país. Se refugia junto a sus mascotas, ya que, aparte de poder restañar heridas, también puede hablar y entenderse con sus animales. Los espectadores disfrutarán con el mapache Wilbur y el oso Trapper, que cobran especial protagonismo sobre los demás.

Cuando Bigfoot desaparece, deciden ir en su busca junto a Shelby, la esposa del personaje central. En Alaska se encontrarán con un alce que protege sus dominios y, sobre todo, un industrial petrolífero llamado Connor Mandrake y un mercenario, Arlo, que sirve al mejor postor. Connor presume de que sus extracciones son totalmente limpias y no inciden en el medio ambiente. Simples argucias para que le dejen operar en paz. Está dispuesto a que estalle una bomba en la zona, nada menos que en pleno Valle Rocoso, sito en el corazón de Alaska, que terminará anegándolo de oro negro.

Con una animación de calidad que supera las producciones precedentes, la historia cumple los parámetros habituales en las últimas propuestas animadas. Exalta los valores ecológicos y también la unión de la familia y el trabajo en equipo. Para ello, se aprovecha de algunos pasajes de acción que no dejan de ser meritorios. Pocas novedades, pero secuencias efectivas en un pueblo fantasma, minas en desuso o un cementerio industrial. Destaca, por encima de todo, una corriente fluvial hecha con esmero. Posiblemente, la mejor vista en este sentido hasta la fecha.

La familia Bigfoot se dirige preferentemente a los más pequeños de la casa. La trama les resultará convincente y, además, sale reforzada con la calidad gráfica que exhibe. Los adultos encontrarán algunos temas que les harán reflexionar. El argumento toca asuntos como los espacios televisivos matinales, las mentiras de ciertos empresarios sin escrúpulos y las oportunidades de negocio propiciadas por la sobreexplotación mediática.

Subrayada por una banda sonora muy pop, a cargo del grupo Puggy, la propuesta roza muchos puntos de actualidad. Principalmente, la cultura invasora de las celebrities, el ejercicio de los activistas y, sobre todo, la defensa de la naturaleza y del entorno que nos rodea. Muchos detalles, algunos de los cuales pasan desgraciadamente por alto, en una envoltura que presume de su calidad gráfica y se deja llevar por una acción demasiado convencional.

From → General

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: