Saltar al contenido

Palmer (**1/2)

1 febrero 2021
Palmer

Se encuentran y forman una familia

Tras doce años en prisión un exjugador de fútbol, vuelve a casa para rehacer su vida. Mientras se adapta a su nueva realidad y busca trabajo, entabla una amistad con un niño dejado de lado por su madre drogadicta, pero su pasado no deja de perseguirlo.

Ejemplos de tipos marginales que se redimen cuando se encuentran con una criatura indefensa son habituales en la pantalla. La diferencia más evidente en este guion de Cheryll Guerriero es que al pequeño Adam -Ryder Allen- le gustan los programas televisivos protagonizados por heroínas. Además, a sus ocho años, quiere vestirse de hada en Halloween, juega con muñecas y se pinta sus labios de rojo carmín a la menor ocasión.

No es un chaval abandonado. Sucede que Shelly -Juno Temple-, su madre drogadicta, no se ocupa de él lo suficiente. Casi siempre se queda a recaudo de Vivian -June Squibb-, la mujer propietaria de los terrenos en los que tiene instalada su caravana. A su casa regresa su único nieto, Eddie -Justin Timberlake-, al que cuidó como un hijo cuando faltaron sus padres. Se trata de un ex convicto que ha pasado doce años en prisión y quiere rehacer su vida. Él prefiere que le llamen por su apellido, Palmer.

Fue una estrella en ciernes del fútbol americano, pero una lesión frustró su carrera universitaria y terminó apaleando a un hombre en cuyo domicilio intentaba robar junto a un par de amigos. En la pequeña localidad no le reciben con los brazos abiertos. Especialmente el jefe de policía, padre de Coles -Jesse C. Boyd-, un agente de la ley que fue uno de los colegas del protagonista en su juventud.

Finalmente, consigue un empleo a prueba como conserje del instituto al que acude Adam, un niño bastante peculiar, objeto de chanzas por parte de sus compañeros y también de algún adulto, como Jerry -Dean Winters-, otro de los que en su día fue inseparable de Palmer. Tras la muerte de Vivian y con la madre del chico ausente, el personaje central termina acogiéndolo porque no desea que se hagan cargo de él las autoridades. Es un personaje vulnerable debido a sus preferencias y considera que la gente de su edad puede ser muy cruel.

De esta forma se inicia un proceso en el que ambos tienen que aprender juntos. Obviamente, se encariñan, pero también tienen que luchar con el entorno y ciertas adversidades con las que se encuentran, aunque no las busquen. Contarán con la valiosa ayuda de Maggie Hayes -Alisha Wainwright-, una profesora de Sam. En el caso de Palmer surgen muchas dudas, principalmente relacionadas con su pasado. En más de una ocasión está a punto de violar la libertad condicional.

Un experto documentalista, Fisher Stevens, dirige este drama adquirido por Apple para emitirlo por su propia plataforma. La ambientación es más que correcta y, salvo algunos defectos de montaje, la factura técnica llega al notable. Incluida la fotografía y la banda sonora convencional de Tamar-Kali, propia de los sonidos de las zonas rurales del Medio Oeste de Estados Unidos, donde presuntamente se desarrolla la historia.

Se trata de una película independiente con factura y miras bastante más elevadas. Especialmente en lo que se refiere a un reparto fiable y muy por encima de este tipo de producciones. La redención que propone no llega a cautivar. Se queda por debajo de títulos recientes, como La familia que tú eligesThe Peanut Butter Falcon-, aunque nadie podrá quejarse de su visionado. Huye de lo lacrimógeno, salvo por las secuencias necesarias en la fase final, y mantiene una línea apreciable.

Fisher Stevens saca partido a las fortalezas de este trabajo, lo que dinamiza un film que a veces da la sensación de mostrarse demasiado lento. Entre situaciones más ortodoxas también consigue planos estimables, como cuando Palmer es conducido en un auto policial y vemos su rostro por el retrovisor al tiempo que Sam corre detrás por la carretera.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: