Saltar al contenido

El inglés que cogió una maleta y se fue al fin del mundo (The Last Bus) (**1/2)

18 junio 2021
El inglés que cogió una maleta y se fue al fin del mundo

La última misión

Tom Harper, un nonagenario cuya esposa acaba de fallecer, se embarca en una imprevisible travesía. Dejará atrás el pueblo en el que vive desde hace cincuenta años, sito en el punto más al norte de Gran Bretaña, para viajar hasta su ciudad natal, en el extremo meridional del país, utilizando para ello su pase gratuito de autobús.

El epicentro de este relato de Gilles MacKinnon puede considerarse obvio. Un anciano no se separa de una maleta después de que su esposa hubiera fallecido mientras viaja de norte a sur del país. Podemos intuir los motivos, máxime cuando se nos van ofreciendo pinceladas de la vida de la pareja desde su juventud. Aun así, depara ciertas sorpresas. Algunos cambios inesperados que no afectan a la línea estructural del conjunto, pero que ayudan a que los espectadores no pierdan el interés.

Tom Harper – Timothy Spall- hace la maleta y nos indica en el mapa cuál será su ruta. Se encuentra al norte de Escocia y debe de viajar a la otra punta del país, en Cornualles. Concretamente a un lugar que se llama End’s Land, nombre que recibe también el promontorio en el que la península se funde con el Atlántico y que es el equivalente al Finisterre galaico. El nonagenario protagonista basa sus desplazamientos en el pase gratuito de autobús.

Con formato de road movie, y cambiando de modelo de ómnibus cada cierto tiempo, las claves de la decisión del protagonista se desgranan paulatinamente. Sabemos que estuvo en la Segunda Guerra Mundial como enfermero porque se lo dice a un muchacho que se lo pregunta. Sus relaciones con la gente que va encontrando en el camino resultan puntualmente informativas y dan prueba de su carácter afable y condescendiente.

Lo mismo defiende a una mujer enfundada en su burka ante un ataque machista que permite bromas de unos niños. No se separa de su maleta, y si se la intentan robar pelea con todas sus fuerzas. Tiene altibajos. Parece que está enfermo. Un médico había informado al matrimonio de un cáncer con metástasis y Mary –Phillys Logan- falleció un día mientras arreglaba el huerto. Tom recuerda a cada paso del viaje muchas cosas y aprende otras. Por ejemplo, que su tarjeta gratuita de autobús no es válida fuera de Escocia. Al menos, no le sirve en Inglaterra.

Por sus añoranzas, conocemos que ambos fueron padres de una niña, que su muerte al cumplir un año fue la causa de que dejaran End’s Land y se marcharan a la otra punta del mapa, a una localidad pequeña. También que él fue mecánico. Con todo ello, se conforma un relato auténtico, emotivo y lleno de pasajes tiernos que no implica que los ojos se humedezcan. Sirve para elevar a Spall como intérprete. Si fuésemos sus paisanos pediríamos para él su pertenencia a la Orden del Imperio Británico.

Hay un aspecto fundamental que el guion de Joe Ainsworth trata con acierto y que el cineasta Gilles McKinnon no consigue engrandecer. Se trata de la consciencia del protagonista ante un mundo moderno. Tom regresa al pasado y se encuentra con la realidad del futuro, de una población multirracial, de los atascos de Liverpool y de aspectos sociales que no imaginaba. Incluso, ante un duelo musical entre los simpatizantes masculinos y femeninos de un equipo de fútbol.

Las andanzas del hombre se hacen virales. De hecho, se justifican con vídeos y fotografías mientras desfilan los títulos de crédito. Sus pasos son seguidos por una multitud que se incrementa a cada paso. El hecho de unas escasas palabras de referencia y de que los cobradores de autobús no le hagan pagar el viaje parece pobre ante el cariz que ha tomado su iniciativa. Es una celebrity sin que sea consciente de ello y muy a su pesar. Tampoco le da la importancia que se supone.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: