Saltar al contenido

La sombra (*)

28 junio 2021
La sombra

Un apocalipsis particular

Juan y Lucía son dos supervivientes en una dura Córdoba post apocalíptica. Tras años juntos, ambos tienen ahora en mente objetivos distintos, pero durante su marcha se encontrarán con Elena, una niña, que dice buscar a su familia. Su camino se complicará más de lo habitual debido a este inesperado encuentro.

Se puede hacer una película con mil quinientos euros de presupuesto. El cordobés Juan Antonio Chavero Briones lo demuestra con este largometraje que se abraza a los estándares de las bajas producciones. Historias intimistas relacionadas con el terror o la ciencia ficción para ahorrar escenarios y personajes. Por eso nos encontramos en la Córdoba post apocalíptica. Los alrededores de la Ciudad de Los Califas es ahora pasto de seres de distinta ralea, que abarcan una especie de zombis y hasta fanáticos religiosos con caretas anti gas.

Desde el inicio hasta el final se han multiplicado esfuerzos y se ha ahorrado dinero. El entusiasmo y la buena voluntad presiden esta obra que hubiera aprobado con nota de haberse tratado de un trabajo fin de carrera. Abundan los primeros planos y los tiros de cámara repetidos, como corresponde a una propuesta de estas características.  Lo que más nos choca es que el metraje final se haya ido a los 115 minutos. Parece demasiado extenso para un film de este tipo, que mezcla el thriller con la ciencia ficción y la supervivencia.

Tras una escena inicial no muy lograda en un camping donde se pretende poner en solfa el primer susto y el arranque de la historia, pasamos al terreno post apocalíptico o post pandémico propiamente dicho. Es donde entra en juego Juan -Rafa Blanes-, un hombre decepcionado y sin apenas esperanzas. Le acompaña, aunque en un segundo plano, Lucía -Silvia Navarro-. Juntos deambulan por parajes inhóspitos y solitarios, aunque por medio de aquellos que se cruzan en su deambular conocemos los distintos tipos de supervivientes.

Después de varios años juntos, ambos tienen objetivos distintos, aunque se necesiten para alcanzarlos. Al encontrarse con Elena -Carla Córdoba Romero-, una niña que dice buscar a su familia, todo se complicará para los protagonistas. Aun así, es la que aporta esperanza y hasta podríamos decir que significa una luz al final del túnel. Tiene su réplica en otra pequeña, Lucía -Silvia Navarro-. Probablemente, el suyo sea el rol más convincente por su carácter humano que nunca está exento de compasión.

La cinta no muestra alardes técnicos. Entre otras cosas, porque el presupuesto tampoco daba para mucho más. La puesta en escena es ortodoxa, aunque insistimos en la presencia de primeros planos y en la redundancia de tiros de cámara. El guion tampoco exhibe novedades que no hayamos visto con anterioridad. En todo caso, está más al servicio de la historia que señalando su propia identidad.

Las superficies arboladas suelen ser económicas y dan mucho juego en producciones de este tipo. Recordemos The Last of Us, cuyo esquema y representación suponen un recurrente casi obligado en esta ópera prima. Finalmente, surge la duda. ¿Es mejor rodar un largometraje con muchas ganas y poco presupuesto o esperar a conseguir la financiación necesaria?

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: