Saltar al contenido

El viaje de sus vidas (Off the Rails) (**)

27 julio 2021
El viaje de sus vidas

Rumbo a Palma

Tres amigas en la cincuentena recrean un viaje en tren a través de Europa con una joven de 17 años, ocupando el lugar de su madre, recientemente fallecida. Entre pasaportes perdidos, huelgas de trenes y enredos románticos, deben dejar a un lado las viejas disputas para completar el viaje en cinco días.

Tres décadas atrás, cuatro amigas viajaron desde Londres a Palma de Mallorca en un adelanto de lo que ahora se ha convertido en moda: alcohol, drogas y sexo. Una de ellas acaba de fallecer y entre sus últimas voluntades figura que las restantes repitan aquel itinerario que todas recuerdan con tanta nostalgia como cariño. En su lugar se incorpora su hija, Maddie -Elizabeth Dormer-Philips-, dado que su madre -Judi Dench- no parece estar para esos trotes.

Película británica que comienza con un funeral del que sale una misión. En este caso, llegar a Palma el día de la Candelaria, el 2 de febrero para asistir a la Fiesta de La Luz, esa sinfonía de colores que también tiene lugar el 11 de septiembre y en el que la proyección del sol sobre las vidrieras permite un efecto visual único que, desde un ocho sobre la piedra se funde posteriormente en un solo dibujo. En este film del debutante Jules Williamson se le llama la Discoteca de Dios.

Las cuatro mujeres, tres de ellas ya cincuentonas, inician un viaje por tren, ya que tienen acceso libre a cualquier ferrocarril europeo, según la herencia dejada por su amiga. Esperamos una road movie sobre raíles, respondiendo así al título original, pero como era de esperar las cosas se complican. Se apuesta por lugares más o menos idílicos para que, como si de un nuevo Phileas Fogg se tratase, llegaran a su destino en el momento justo.

Lo que discurre ante la pantalla suena ha visto. Desde Londres a París y luego Barcelona para embarcar. No tan fácil, en Gerona hay fiesta y la pérdida de los pasaportes, así como un tren equivocado, determina que aparezcan en Italia. Naturalmente, hay aventuras, no muchas, y romances, lo que permite la presencia de actores como Ben Miller y Franco Nero. De esta forma, tenemos a las animosas mujeres dando vueltas por el sur de Europa con la intención de llegar a su destino.

Cada una de ellas tiene sus propios problemas, que en ocasiones afectan a alguna de las demás. Kate -Jenny Seagrove- se acostó con el marido de Liz -Sally Phillips-, un mujeriego que pica de flor en flor, aunque su esposa se resista a tomar conciencia de ello. Cassie es una actriz norteamericana cuya presencia en un culebrón se pone en entredicho por su divorcio y la custodia de su hijo. Es la última presencia ante las cámaras de Kelly Preston, quien fuera la mujer de John Travolta, fallecida a consecuencia de un cáncer de mama en julio de 2020.

Las tribulaciones de estas mujeres suenan a vistas con anterioridad. También su reconciliación y la autoafirmación de que se encuentran en la flor de la vida. La comedia rezuma optimismo y las actrices son muy creíbles en sus respectivos personajes, especialmente Elizabeth Dormer-Philips en lo que supone su primer largo. Aun a pesar de todos los estereotipos que alberga, y que Williamson no se preocupa en ocultar, se ve con cierta satisfacción. No molesta lo más mínimo, si bien la parte final resulte bastante difícil de aceptar debido a sus incongruencias.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: