Saltar al contenido

Jungle Cruise (***)

31 julio 2021
Jungle Cruise

Un paso a la eternidad

Película basada en una atracción de Disneylandia. Una aventurera británica contrata los servicios del propietario de un barco para remontar el Amazonas en busca de unas hojas que pueden curar cualquier enfermedad. Alguien sigue sus pasos para hacerse con el mismo premio mientras los peligros de la jungla se multiplican.

Cuando te encuentras con una película como Jungle Cruise sabes que su éxito comercial está asegurado. Disney ha vuelto a escoger una atracción de su parque de diversión más famoso y le ha proporcionado los elementos necesarios para convertirla en un taquillazo que posiblemente no alcance los réditos esperados debido a su estreno simultaneo en salas y en la plataforma de pago con un precio adicional.

El precedente hay que encontrarlo en Piratas del Caribe, de la que también han tomado buena nota los guionistas. La reina de África es el referente de una historia en la que una aventurera británica contrata a un aventurero local para buscar río arriba las lágrimas de la luna, pétalos de un supuesto Árbol de la Vida, susceptible de curar todas las enfermedades. En busca del arca perdida o Tras el corazón verde flotan en el ambiente.

Cuenta con el añadido de un efectivo, más que eficiente, sistema 3D y la dirección de Jaume Collet-Serra, el barcelonés afincado en EE UU que se ha forjado buen prestigio con filmes de acción y aventura. El espaldarazo definitivo llegará el año próximo, cuando presente un nuevo largometraje protagonizado igualmente por Dwayne Johnson. Da vida a Frank Wolff, propietario de un vetusto pero rápido cascarón. Le sirve para acumular deudas mientras sobrevive entre pésimos chistes mostrando a los turistas hechos y situaciones prefabricadas.

La acción transcurre en 1916, y se inicia con una petición de fondos por parte MacGregor Hoghton -Jack Whitehall– para acceder a la zona a la que en su día llegó el conquistador Lope de Aguirre, asesinado en un paraje de la actual Venezuela. Aprovechando que la gran asistencia a su intervención, su hermana Lily -Emily Blunt-, utiliza sus dotes de aventurera y sus recursos de todo tipo para hacerse con un amuleto que también ansía el Príncipe Joachim -Jesse Plemons-, para que con sus hallazgos fuese Alemania quien dominase el mundo.

Una brillante persecución con escaleras de por medio, y un Londres muy poblado, termina en Brasil. Lily va en busca de Nilo -Paul Giamatti-, el cacique de la zona. Este empresario domina todos los barcos a excepción del capitaneado por Frank Wolff aunque, debido a las deudas contraídas por éste, lo conseguirá en menos de una semana. La presencia de un jaguar amaestrado por el protagonista decantará la balanza para que sea él quien se encargue de remontar el río.

En la búsqueda de su destino se encontrarán con todo tipo de inconvenientes. Desde animales peligrosos hasta tribus que, encabezadas por una mujer, suponen una amenaza importante. Por supuesto, Joachim no cesa en su empeño y hasta le vemos controlando un submarino por los meandros amazónicos. Un affaire amoroso que implica a Frank con Lily los aproxima a La reina de África tanto como los separa de Apocalypse Now. Lástima que, por mucho que Emily Blunt se implique, Dwayne Johnson no parece muy apto para el romance ante las cámaras.

El esquema repite algunos de los aciertos de Piratas del Caribe, atracción de Disneylandia y reclamo mucho tiempo de uno de los principales hoteles de Las Vegas. Los no muertos, o los fantasmas que reviven suponen uno de los puntos álgidos del relato. Por ese motivo aparece en escena el propio Lope de Aguirre -Edgar Ramírez- quien cuenta con dos lugartenientes que permiten la presencia de Dani Rovira y Quim Gutiérrez, quienes hablan en español en el original.

El humor y la acción presiden este largometraje que resulta mucho más atractivo de lo que cabría esperar. No defrauda en modo alguno y desde al principio hasta el final apenas ofrece descanso gracias a un hábil montaje y a un par de cuestiones técnicas que colaboran a la relevancia del trabajo de Collet-Serra. Nos referimos al vestuario de Paco Delgado, dos veces candidato al Oscar, y la interesante partitura de todo un clásico, James Newton Howard.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: