Saltar al contenido

Danny Boy (*1/2)

26 agosto 2021
Danny Boy

La guerra y los derechos humanos

Un soldado condecorado por la reina de Inglaterra por su valentía en el conflicto iraquí es acusado de crímenes de guerra tras la investigación pública de un abogado de derechos humanos. Fue uno de los militares inculpados por el supuesto asesinato, mutilación y tortura de los combatientes apresados tras la Batalla de Danny Boy.

Con un lenguaje cinematográfico muy picado, casi mareante, especialmente al inicio y al final, Sam Miller nos aproxima a una serie de acontecimientos reales. Tuvieron lugar en 2004, al sur de Iraq, en la batalla de Danny Boy, por la que diversos soldados británicos fueron acusados de torturas y humillación para con los civiles y los miembros de la resistencia del país. El nombre concuerda con una de las canciones más repetidas en la historia del cine, pero ambas cuestiones apenas tienen puntos en común.

La línea principal, protagonizada por un abogado de derechos humanos y un cabo del ejercito al que colocan ante los tribunales, se ve salpica con unas secuencias bélicas en las que somos testigos del comportamiento real de ese personaje. Los saltos de tiempo y de escenario son prácticamente constantes en este estreno de Movistar +. Sin embargo, entendemos que Miller, todo un veterano de las producciones televisivas, no ha conseguido su objetivo de convencer a pies juntillas con un montaje original y una puesta en escena diferenciada.

Entre manos tiene un guion que resulta bastante convencional. Hay una acción bélica, con unas fotografías que parecen indicar acciones muy alejadas de lo adoptado en la Convención de Ginebra. También un letrado dispuesto a pelear porque se haga justicia y se condene a los presuntos culpables. No se presentan acciones extraordinarias, ni se profundiza en los personajes, con la salvedad de los dos más importantes, el cabo Brian Wood -Anthony Boyle- y el beligerante en las salas de justicia Phil Shiner -Toby Jones-.

El militar está casado y tiene un hijo pequeño que se emociona, al igual que el resto de su familia, cuando va a ser condecorado en el palacio de Buckingham por su valentía en el frente. Se le considera un héroe de guerra. Paralelamente, vemos a Shiner adoctrinar a los jóvenes que quieren seguir sus pasos. Está empeñado en conseguir la condena de algún combatiente por sus excesos en el conflicto. Hasta ahora, no se ha producido ninguna sentencia de culpabilidad contra algún miembro del Ejército.

En esta ocasión, los argumentos parecen ser sólidos. Una serie de imágenes tomadas por los hombres de Wood muestran a iraquíes indefensos. Están maniatados, apuntados por armas de fuego y tumbados boca abajo en una especie de zanja. Otro aparece, además, con los ojos vendados y descalzo. El cabo distinguido con honores debe presentarse ante el juez para enfrentarse a cargos muy graves. Nada menos, que los de asesinato, tortura y humillación de sus enemigos.

La película, programada con anterioridad para estas fechas, se da de bruces con la realidad de los últimos acontecimientos vividos en Afganistán. Nos referimos, naturalmente, al respecto de los derechos humanos. En el celuloide, el guion de Robert Jones pretende ser aséptico, aunque vuelca sus preferencias del lado del militar. No consigue emocionarnos desde la vertiente familiar y tampoco el juicio alcanza puntos álgidos.

El tratamiento de Miller es más intimista para contrarrestar, en parte, esas deficiencias. Intenta conservar el equilibrio que no mantiene de forma deliberada en los primeros compases sin que nos llegue al corazón. Se aprecia un distanciamiento forzado, como si hubiera un cierto halo de culpabilidad tanto en las acciones bélicas de las fuerzas británicas como en las denuncias de los abogados de derechos humanos. Un exceso con el que el autor no parece estar de acuerdo en ningún caso.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: