Saltar al contenido

Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos (Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings) (***)

4 septiembre 2021
Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos

Un súper héroe de artes marciales

Adaptación del héroe creado por Steve Englehart y Jim Starlin en 1973, un personaje mitad chino, mitad americano. Tras los eventos de Avengers: Endgame,​ Shang-Chi se ve atraído por la organización clandestina de los Diez Anillos y se ve obligado a confrontar el pasado que pensó que había dejado atrás.

Hay evidentes excepciones, pero siempre que Marvel presenta un nuevo personaje o comienza una serie parece que tira la casa por la ventana. Cuenta con buenos guionistas, que se aplican en la labor, y un director que pueda ofrecer un aire nuevo a la franquicia. En este caso, Destin Cretton, que se acerca de esta forma al cine de súper héroes. Las historias que sirven para presentarnos a los nuevos héroes suelen ser muy atractivas, y el caso de Shang-Chi, cuyo alter ego en Estados Unidos es Shaun, no es diferente.

Es habitual que nos cautiven con los antecedentes del personaje central, aunque cuando ya concluye esa parte se regresa al universo clásico de la compañía matriz. Es entonces cuando todo se vuelve más vulgar o, cuando menos, pierde la originalidad para ir a la seguro; es decir, enfrentamientos y efectos especiales dominando el celuloide. De todas formas, no disimulan el buen hacer inicial gracias a un personaje menor dentro de la firma. Creado en 1973 por Steve Englehart y Jim Starlin, se le considera hijo de Fu-Manchú.

Este último personaje fue cayendo en el olvido en los cómics de Shang-Chi al perder Marvel el control sobre su personaje. Aunque en principio se pensó en una serie de televisión, la posibilidad de un largometraje andaba rondando desde hace tiempo hasta que finalmente ha visto la luz. El protagonista, encarnado con acierto por Simu Liu, actor chino-canadiense, es hijo de un héroe oriental, Xu Wenwu. Lo representa el magnífico intérprete de Deseando amar, Tony Leung Chiu-Wai, lo que le otorga un plus añadido.

Wenwu había descubierto unos aretes que le proporcionaban inmortalidad y poderes místicos. De esta forma, se convirtió en uno de los señores de la guerra más poderos y en el fundador de la organización clandestina de Los Diez Anillos. Dejó toda actividad bélica cuando conoció a Ying Li -Fala Chen-, madre de Shang-Chi y su hermana Xialing -Menge’r Zang-. A su primogénito lo educó desde muy temprana edad para ser un asesino. Así, nos encontramos a un héroe cuyo característico estilo de combate mezcla kung-fu, nunchacos y armas de fuego.

Con su presencia, Marvel muestra un protagonista dirigido fundamentalmente al mundo asiático como Black Panther lo fue en su día al afroamericano. El deseo de la franquicia es tener actividad importante en todos los frentes y lo está consiguiendo. Últimamente, además, también se ha introducido en aspectos LGTBI. Vienen a nuestra mente títulos míticos de las producciones de Hong Kong y encontramos un paralelismo evidente. Es obvio que si nosotros nos dejamos atrapar los incondicionales de ese género caerán rendidos ante esta propuesta.

Sin conocer su pasado, Shang-Chi trabaja en un hotel de San Francisco junto a su novia Katy Chen -Awkwafina-, a quien conoce desde la escuela secundaria. Un incidente en el metro, donde le roban un colgante regalado por su madre, hace que el chico se reencuentre con su pasado y demuestre sus habilidades porque va en juego su vida y la de sus seres queridos. Así se eleva la figura de Razor Fist -Flrian Munteanu-, un mercenario con hojas de acero en lugar de manos que ha sido contratado para eliminar al protagonista.

Hasta ese momento, gozábamos con la puesta en escena, el buen trabajo de Cretton y la labor del elenco. Después, todo es Marvel en estado puro. Dos horas y cuarto que sirven para vivir una vez más la grandilocuencia que impone la compañía en sus versiones cinematográficas. No faltan escenas post créditos o entre créditos. En una aparecen la Capitana Marvel y Bruce Banner/Hulk con un brazo en cabestrillo. En la última se habla de un enigmático dispositivo de alarma que se activa en el interior de los anillos. Hasta aquí podemos llegar.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: