Saltar al contenido

No respires 2 (Don’t Breath 2) (*1/2)

17 septiembre 2021
No respires 2

Palos de ciego

Años después de la invasión mortal de su hogar, Norman Nordstrom vive tranquilo y cómodo hasta que sus pecados del pasado ​​lo alcanzan. Unos desconocidos asaltan su casa con la intención de eliminarle y de secuestrar a la chica que protege al límite con la intención de extraerle sus órganos.

En 2016 los uruguayos Fede Álvarez y Rodo Sayagues sorprendieron con una propuesta a caballo entre la intriga y el terror. Ambos compartían la autoría del guion mientras que el primero se encargarla de dirigirla. Aquella historia original ofrecía como novedad el asalto a una casa por parte de tres individuos que pretendían hacerse con el dinero de un ciego. El inquilino, Norman Nordstrom, resultó ser un ex combatiente de la Guerra de Irak.

El dúo sudamericano repite con una secuela en la que ahora es Sayagues el encargado de ponerse a los mandos. Tras un incendio en una vivienda unifamiliar, Norman Nordstrom recoge a una niña inconsciente en la carretera. A Phoenix -Madelyn Grace- la acoge como si fuera su hija y la prepara para los peligros del exterior. Lo advertimos en una primera secuencia en la que es perseguida por un pitbull llamado Shadow que, en realidad, es el fiel perro de ambos. Si tienes algo seguro, Dios te lo puede quitar, afirma el ciego.

En una visita a la ciudad por parte de Phoenix, acompañada por Hernández -Stephanie Arcila-, otra Navy Seal, un hombre intenta asaltarla, pero Shadow la protege. El desconocido, junto a sus secuaces se dispone a seguir la camioneta en la que viajan las dos mujeres. De nuevo, se produce el asalto y tanto el ciego como Phoenix tendrán que utilizar todos sus recursos para defenderse.

La primera parte resulta un thriller bastante convencional basado en la intrusión de hogares. Antes de salir al exterior se da una vuelta de tuerca a la historia. El cabecilla de los asaltantes es Raylan -Brendan Sexton III-, el padre biológico de la chica que, en realidad, se llama Tara. Cuando logra raptarla y llevarla al exterior terminan en su domicilio, donde le presenta a su madre -Fiona O’Shaughnessy-. La mujer se desplaza en una silla de ruedas y padece una enfermedad terminal provocada en su día por el incendio del inicio.

Ella era la encargada de fabricar drogas en la cocina del sótano que reportaba al grupo interesantes beneficios. Una explosión envenenó su cuerpo y necesita urgentemente un trasplante de corazón. Su hija es la donante perfecta, puesto que así se aseguran de que no haya rechazo. Un médico -Steffan Rhodri-, buscado por la policía por prácticas fraudulentas en ese tipo de intervenciones será el encargado de la operación.

En esta segunda parte impera la violencia y el horror, no exento de un slasher que, a veces, te obliga a desviar la mirada de la pantalla. De esta forma, la secuela cumple con su cometido, aunque resulte mucho menos excitante y valiosa que la entrega original. El ciego sale a campo abierto por lo que no juega con la ventaja de conocer cada rincón del terreno en el que se juega la supervivencia.

Para elevar el interés, se acusa a Norman de criminal y violador, lo que se demuestra en una sola frase y sin ofrecer más detalles. Con unos personajes de escaso interés, el apoyo del film, como sucedía en la primera entrega, vuelve a estar en su protagonista, Stephen Lang. Con su presencia, el interés se incrementa, por mucho que no tenga los recursos de antaño. La fisonomía del coronel Miles Quaritch de Avatar, al que veremos en las tres secuelas de la obra de James Cameron, es apabullante. Justifica por sí sola esta película.

El resto es para continuar la racha del reclamo del original. Un título más de intriga y horror que no pasa de una simple serie B y que apenas sirve para engordar el currículo de sus creadores. En ningún momento te dejará sin respiración por culpa de su calidad.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: