Saltar al contenido

Preparativos para estar juntos un período de tiempo desconocido (Felkészülés meghatározatlan ideig tartó együttlétre ) (***1/2)

20 septiembre 2021
Preparativos para estar juntos un período de tiempo desconocido

Amor perseguido

Márta, una neurocirujana de mediana edad, se enamora. Deja atrás su brillante carrera en los Estados Unidos para regresar a Budapest y comenzar una nueva etapa junto al hombre que ama. Sin embargo, quien para ella es el amor de su vida afirma no haberla conocido con anterioridad.

Algo está cambiando en el cine húngaro. Sus historias suelen estar plagas de reflexiones sobre el pasado, ya sea social o político. Lili Horvát mantiene las características de mirada interior con una inesperada solidez. Suficiente como para ganar la Espiga de Oro en la SEMINCI, aparte de llevarse los galardones reservados a la actriz principal y la dirección novel. La propuesta, un drama en la que chica encuentra a chico, permite centrarnos en una Budapest alejada de convencionalismos, pero que no renuncia al turismo ni a la adecuación a nuestro tiempo.

Márta Vizy -Natasa Stork- trabaja en New Jersey como cirujana. Está sobradamente cualificada, pero quiere regresar a Budapest. Conoció a otro neurocirujano, compatriota suyo, que la deslumbró. Está enamorada y descuenta el tiempo para acudir a la cita prevista, un determinado día, a una hora fijada, en la parte del Puente de la Libertad que comunica con el barrio de Pest. Se hace referencia al castillo y al Parlamento, los dos atractivos turísticos de la capital, así como los circuitos en barco por el Danubio, pero no aparecen en ningún momento.

El amor de su vida no acude a la cita y ella decide buscarlo. En un primer encuentro, él le dice que no la recuerda. Comienza de esta forma una persecución obsesiva, pero que nunca sobrepasa los límites de la normalidad. La doctora decide instalarse en una vivienda destartalada sita en un barrio poco lujoso. A sus treinta y nueve años, sabe que tendrá que lidiar con unos colegas veteranos que la miran con recelo por ser mujer.

Mientras continúa su intento de acercarse a János Drexler -Viktor Bodó- se reivindica en su profesión al tratar a un hombre con problemas en el cerebro que requería una operación complicada. El hijo del enfermo, Alex -Benett Vilmányi-, un solitario estudiante de medicina, decide acercarse a Márta. La directora, responsable del guion, establece un triángulo amoroso de consecuencias imprevisibles, pero dota a su protagonista de una personalidad férrea. Está segura de sus sentimientos, aunque no de la forma en que se manifiestan.

Esa modernidad de la que hablábamos se trasluce en turistas afroamericanos, en una reivindicación feminista no demasiado decidida, en restaurantes de última moda y en la presencia de la psiquiatría. Es posible que Márta, tras su estancia en Estados Unidos no tuviera recelo a esa rama de la profesión. El caso es que ella pretende que el galeno de turno –Péter Tóth– le diagnostique una disfunción que no existe. Solo se trata de una obsesión a la altura del inacabable título del film, casi más largo que la película.

Lili Horvát se luce con una puesta en escena absorbente. Con un desenlace un poco revuelto y algunos problemas estructurales, el desarrollo en general está resuelto con garantías y con una planificación muy por encima de una propuesta que no llega a estar desarrollada al completo. Un psicodrama que rehúye lo convencional, sin que llegue a demonizarlo. La prueba son las referencias a la música clásica. Además, está bien interpretado, sobresaliendo con determinación el trabajo de la actriz principal.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: