Saltar al contenido

Cry Macho (**1/2)

24 septiembre 2021
Cry Macho

Cry Macho – Sin respuestas

Texas, finales de los setenta. Una ex estrella de rodeo y criador de caballos retirado acepta un encargo de un antiguo jefe: traer a su hijo pequeño desde México de vuelta a casa para alejarlo de su errática madre. En el viaje, ambos se embarcarán en una inesperada aventura camino de la frontera.

En su día, Clint Eastwood revitalizó el western gracias a Sin perdón. Ahora podría haber hecho lo mismo con el subgénero fronterizo, o tex-mex, en el que estamos acostumbrados a ver espaldas mojadas, cárteles de la droga y tiroteos. No lo necesita para mostrar una historia en la que priman los sentimientos, pero que no alcanza su objetivo por diversas razones. La principal, es que la película va por un lado y la historia por otro debido a un intérprete nonagenario difícil de aceptar y mucho menos a la hora de manejarse ante las cámaras.

El comienzo nos informa de la personalidad de Mike Milo, el personaje central. Fue una estrella del rodeo y criador de caballos, pero una caída le llevó a la bebida y a la ingesta masiva de pastillas. Su jefe, Howard Polk -Dwight Yoakam- le mantuvo a su recaudo y le sacó de los infiernos, pero ahora le considera tan de segunda división como los caballos que están en su rancho. Lamenta el esplendor de antaño en ambos casos y lo despide.

Un año después, Howard pretende que Mike le pague deudas afectivas pidiéndole que viaje a México para encontrar a su hijo Rafo -Eduardo Minett-. Insiste en que su madre lo maltrata y quiere que se quede bajo su techo. En el país vecino, el protagonista se encuentra con la ex esposa de su antiguo jefe, Leta -Fernanda Urrejola-, una mujer libidinosa, aficionada a la bebida y fiestera. Intenta llevarse a la cama al gringo y ya vemos que Eastwood no está para esos menesteres.

Le ocurrirá algo parecido cuando en una pequeña localidad se encuentre con Marta -Natalia Traven-, una viuda como él que regenta una cantina. Flotan en el ambiente el recuerdo a Los puentes de Madison, cuando ha de bailar con ella Sabor a mí. Antes, ya había convencido a Rafo y a su inseparable Macho, un gallo de pelea, que debía acompañarle hasta la frontera para encontrarse con su padre.

Sin disparos, aunque con alguna que otra pelea y el recurso de especialistas. No hay cárteles de la droga, pero sí policías que se dejan llevar por una mordida. Tampoco espaldas mojadas por muchos que nos acerquemos a la frontera de Texas. Eastwood narra este guion, basado en la novela de N. Richard Nash, con un oficio sobresaliente. Los contraluces, las imágenes de terrenos baldíos, los caballos que merodean constantemente al protagonista y el ambiente de la zona nos devuelven a uno de los iconos cinematográficos más importantes del siglo XX.

Nadie tiene que enseñarle cómo se hace una película. Pero, él mismo afirma que cuando te hace viejo crees que tienes todas las respuestas, y en realidad no tienes ninguna. Esas mismas respuestas se buscan en Cry Macho, y es hasta posible que no encontremos ninguna. De todas formas, más sabe el diablo por viejo que por diablo y, como sucediera en Gran Torino, ejerce de mentor de un chaval que aparenta tener más de los trece años que se dice. Lo que no faltan son algunas sentencias que nos recuerdan al personaje duro que forjó la aureola del autor.

En absoluto es una película desdeñable, pero no alcanza los límites que apunta por los defectos ya comentados y un montaje irregular. Sobran planos y faltan otros en un film bastante amable. Mike convence demasiado fácil a Rafo para que le siga. Se propone una posible intriga con Howard Polk y el engaño a qua somete a su hijo y al protagonista. Se queda esbozado en aras de una conclusión facilona.

From → General

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: