Saltar al contenido

Medjugorje, la película (**1/2)

29 septiembre 2021
Medjugorje, la película

Medjugorje, la película – Apariciones marianas en Bosnia-Herzegovina

En el año 2006, dos periodistas españoles fueron enviados a investigar un supuesto caso de apariciones marianas en una desconocida aldea de Bosnia y Herzegovina. Un viaje que supuso un punto de inflexión en sus vidas y en el de muchas otras personas que conocieron en aquel lugar.

Algo tiene que tener Medjugorje, un santuario mariano sito en una zona apartada de Bosnia-Herzegovina para que se haya convertido en el epicentro del documental firmado por Jesús García Colomer y Borja Martínez-Echevarría. Se trata también de la adaptación del libro escrito por el primero, un periodista del semanario Alba, de inspiración católica, que el Grupo Intereconomía publicó desde 2004 a 2013.

Le llamó la atención a Jesús un anuncio recurrente en la publicación en el que aparecía la Virgen María acompañada de unos textos. Fue la primera vez que tomó conciencia de la existencia de Medjugorje. Corría el año 2006 cuando la dirección del rotativo decidió enviarles allí para investigar las supuestas apariciones marianas. Aquel lugar, donde el cielo y la tierra se tocan, en palabras del Padre Carlos, significó un punto de inflexión en sus vidas, como lo fue también en del de otras muchas personas.

Quien contrataba aquel anuncio era Charo Lafita, una mujer que había ido a la localidad bosnia y deseaba devolver la transformación que aquel lugar había ejercido en ella. Antes del 24 de junio de 1981, fecha de la primera aparición, Medjugorge era una localidad de cuatrocientos habitantes. No se les prohibía ir a misa, pero el régimen comunista había fomentado el ateísmo. Aquel día, Ivanka y Mirjana vieron a la Virgen.

Se trataba de una mujer con un vestido largo gris y un niño en brazos. Flotaba sobre el suelo y se advertía una nube blanca bajo sus pies. Había otras dos niñas y una pareja de chavales llamados Ivan que jugaban por aquellos parajes. Los mensajes dictados eran eminentemente religiosos. Se pedía fomentar la oración con el rezo diario del Rosario y leer un pasaje de la Biblia. Confesarse una vez al mes y ayunar con pan y agua dos veces por semana. Finalmente, Mirjana recibió la noticia de que la Virgen se le aparecería el segundo día de cada mes.

Entre las diversas declaraciones destaca la de Nikola Duric, un joven de vida poco recomendable que cambiaba a menudo de vivienda para no ser localizado. Tras esconderse en El Cenáculo, una especie de refugio para chavales con problemas levantado por la Madre Elvira, descubrió Medjugorge. En la actualidad organiza más de treinta visitas guiadas al año al entorno de las apariciones.

Jesús García Colomer y Borja Martínez-Echevarría cumplen con un trabajo lucido, aunque se echan en falta más datos sobre la localización de este paraje y lo que han supuesto para el entorno las apariciones. De la misma forma, aunque es habitual en este tipo de producciones, no se contrastan informaciones. El relato se vuelca en aras de la fe y la religiosidad. En ningún momento se profundiza acerca de la exclusividad de las apariciones marianas por parte de los testigos, o posibles cambios en las mismas, ya sea de vestuario, lugar, etc.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: