Saltar al contenido

Bésame kosher (Kiss me Kosher – Kiss Me Before It Blows Up) (*1/2)

11 octubre 2021
Bésame kosher

Romances contra corriente

Cuando dos generaciones de mujeres israelitas se enamoran de una mujer alemana y de un hombre palestino respectivamente, todo se convierte en un caos. En Jerusalén no se olvida el holocausto, mientras sus habitantes judíos tienen que aceptar la convivencia con los palestinos.

La historia juega en contra de los personajes de esta ópera prima de Shirel Peleg ambientada en Jerusalén. Las relaciones que se muestran en esta comedia romántica podrían dar lugar a conflictos de calado, pero la autora prefiere quedarse prácticamente en la anécdota. De esta forma, la película no molesta, pero abusa de la anécdota y la trivialidad hasta llegar a convertirse en intrascendente.

Shira Shalev -Moran Rosenblatt- tiene un bar en la ciudad y es homosexual. No representa ningún problema para ella ni para su familia, pero su abuela, Berta Posnansky -Rivka Michaeli- está preocupa por su inconsistencia y su promiscuidad. Su última pareja es una alemana, María Müller -Luise Wolfram-, una bióloga que ha llegado a Israel para disfrutar de sus vacaciones. Por un malentendido, Shira cree que quiere casarse con ella y, de inmediato, suenan campanas de boda.

A Berta la corteja un veterano médico palestino, Ibrahim Hamati -Salim Dau-, sin que ella acepte otra situación que disputar con él partidas de Monopoly. Superviviente del Holocausto, no ve con buenos ojos la última relación de su nieta. Intenta por todos los medios que el enlace no llegue a producirse por mucho que la muchacha esté profundamente enamorada y decidida. Es el principal contratiempo, aparte de la alarma del establecimiento de la protagonista, que se dispara cada dos por tres.

A ello habría que añadir las ex amantes que se cruzan en el camino de Shira y María, lo que provoca los celos y cierta sensación de inseguridad por parte de esta última. En ningún momento la sangre llega al río, puesto que Peleg no quiere más compromisos que aquellos que puedan desarrollarse por parejas en la pantalla. Incluso los escenarios en los que se desarrolla, incluidos los puestos fronterizos, parece que no quieren incordiar.

En el desarrollo, aun con ciertas aseveraciones que parecen contradictorias, se producen reuniones familiares, e incluso los padres de María llegan desde el sur de Alemania para conocer a la novia de su hija y asistir a los esponsales. Todo el aspecto dramático que podría generarse por los rescoldos históricos entre judíos y germanos, así como entre aquellos y los palestinos se queda en la simpleza. Hay algunas afirmaciones fuertes, como por ejemplo que todos los alemanes son nazis, pero se asfixian en el transcurso de la propuesta.

Destaca la intérprete principal en una película en la que todo el elenco actúa con eficiencia, incluida la presencia del estadounidense John Carroll Lynch, como padre de Shira. Pese a ello, la mayoría de los actores se encuentran bastante limitados debido a sus elementales personajes en una propuesta que resulta un ejemplo singular de condescendencia. Una inercia que cobra cada vez más fuerza y llega a explotar descaradamente en su parte final.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: